***** BENDICE NUESTRO MINISTERIO DE AYUDA ESPIRITUAL GRATUITA EN INTERNET Y TU VIDA SERA BENDECIDA.

NUESTROS SERVICIOS

*** BIENVENIDO/A A LA PAGINA WEB DE AYUDA ESPIRITUAL GRATIS POR INTERNET ***
¿De qué se trata?
Es un servicio de aconsejamiento espiritual. Usted puede contarnos su problema y nosotros le aconsejamos desde una perspectiva humano cristiana para que pueda solucionarlos. Su consulta se trata con absoluta reserva. Cientos de personas en todo el mundo nos han consultado y han agradecido la ayuda suministrada. Nuestra visión es de reino, esto quiere decir que nos gustaría que usted pueda asistir a nuestra iglesia, crecer espiritualmente y recibir grandes bendiciones de Dios, pero también nos alegra que usted pueda ser bendecida y desarrollarse en su vida, en su entorno social, en su ciudad y ser feliz.
Las áreas de consulta son muchísimas, usted puede consultarnos sobre relaciones familiares, sobre su vida existencial, su relación social, su trabajo, la vida espiritual, sobre el futuro del hombre según la Biblia, sobre problemas matrimoniales, vicios, drogadicción, soledad, etc.
Estamos dispuestos a aconsejarle espiritualmente, orar a Dios por su vida junto con otras personas, orientarle y asesorarle cristianamente, enviarle información de aliento para su vida existencial, mantener una amistad verdadera, y acompañarle en los momentos difíciles. Para que de esta manera usted pueda desarrollar todo su potencial a favor suyo y a favor de los demás.

Traduce esta página web a tu idioma - Translate this website into your language - Traduire ce site dans votre langue - Tradurre questo sito nella tua lingua - Traduzir este site para o seu idioma - Transferre hoc website in lingua - Vertaal hierdie webwerf in jou taal - Übersetzen Sie diese Website in Ihre Sprache - Tradueix aquesta pàgina a la teva llengua -
English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Yo Te Amo ...


Yo Te Amo Porque Yo Te Forme Con Amor, Dios.

Yo Te Amo Porque Di Mi Vida Por Ti En La Cruz, Jesús.

Yo Te Amo Porque Quiero Habitar En Ti, El Espíritu Santo.

Yo Te Amo Porque Dios Nos Ha Enviado A Ayudarte A Heredar Las Promesas De Dios, La Iglesia.

Yo Te Amo Porque Dios Nos Ha Enviado A Cuidarte Y Fortalecerte, Los Angeles.

Yo Te Amo Porque Dios Me Ha Escrito En Papel Para Que El Te Hable A Través Mío, La Biblia.

Yo Te Amo Porque Estoy Contigo Desde Que Naciste, Tu Mama.

Yo Te Amo Porque Soñé Contigo Y Quiero Darte Lo Mejor, Tu Padre.

Yo Te Amo Porque Fui Muy Felíz Al Conocerte, Tu Esposa.

Yo Te Amo Porque Mi Rostro Brilló Y Halle Paz, Tu Esposo.

Yo Te Amo Porque Me Necesitas, El Aire.

Yo Te Amo Porque Dios Me Ha Enviado Para Que Te Cante, El Pajarito En El Arbol Del Barrio.

Yo Te Amo Porque Dios Me Ha Enviado A Hacerte Compañía, El Perrito.

Nosotros Te Amamos Porque Te Enviamos Este Mensaje De Parte De Dios.

Con Cariño Y Amor.

Marcelo Y Graciela.

Engrandezcan al SEÑOR conmigo


El Rey David escribió en Salmo 34.4 "Engrandezcan al SEÑOR conmigo; exaltemos a una su nombre". Y muchas veces lo cantamos en nuestras iglesias.

Pero, ¿Cuán grande es el Señor en tu vida hoy, hermano/a?

Permite que Él se engrandezca en tu vida cada día más. De esa manera, mientras más grande sea el Señor en tu corazón, más fácil te será afrontar los problemas cotidianos y las tormentas de la vida.

Dios nos creó con un propósito: que le conozcamos cada día más. Que estemos cerca de Él así como El lo está de nosotros. Muchas veces no sentimos a Dios, ¿te ha pasado? A mí si, y la verdad es que "Dios hizo esto para que todos lo busquen y puedan encontrarlo. Aunque lo cierto es que no está lejos de nosotros". Hechos 17.27 (BLS)

No lleva ni mucho tiempo ni mucho esfuerzo encontrar a Dios, está solo a una oración de distancia. Y Él prometió responderte:

"Clama a mí y te responderé, y te daré a conocer cosas grandes y ocultas que tú no sabes." Jeremías 33.3 (NVI)

Y recuerda que "Dios no es un simple mortal para mentir y cambiar de parecer. ¿Acaso no cumple lo que promete ni lleva a cabo lo que dice? Números 23:19 (NVI)

Y yo digo: ¡Claro que sí! El promete lo que cumple.

Por eso, querido hermano/a, toma un momento el día de hoy y habla con tu Creador, y engrandécelo en tu vida, porque El "es poderoso para hacer TODAS LAS COSAS mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros" Efesios 2.20

No le digas a Dios cuan grande es tu problema, dile a tu problema cuan grande es tu Dios.

Con cariño y Amor.

Marcelo y Graciela Quiroga.

HOMENAJE A SAN FRANCISCO DE ASIS


Señor, donde haya guerra ponga yo paz.
Señor, donde haya soledad ponga yo compañia.
Señor, donde haya injusticia ponga yo justicia.
Señor, donde haya tristeza ponga yo alegría.
Señor, donde haya escasez ponga yo abundancia.
Señor, donde haya maldición ponga yo bendición.
Señor, donde haya pecado ponga yo perdón.
Señor, donde haya angustia ponga yo alivio.
Señor, donde haya debilidad ponga yo fuerza.
Señor, donde haya enfermedad ponga yo salud.
Señor, donde haya imposibles ponga yo fe.
Señor, donde haya humanismo ponga yo cristianismo.
Señor, donde haya mentira ponga yo verdad.
Señor, donde haya oscuridad ponga yo luz.
Señor, donde haya esclavitud ponga yo libertad.
Señor, donde haya rebeldía ponga yo ejemplo.
Señor, donde haya frialdad ponga yo amistad.
Señor, donde haya incredulidad ponga yo testimonio.
Señor, donde haya salvajismo ponga yo humanidad.
Señor, donde haya soberbia ponga yo humildad.
Señor, donde haya impotencia ponga yo esperanza.
Señor, donde haya desprotección ponga yo cuidado.
Señor, donde haya ataduras ponga yo liberación.
Señor, donde haya desesperanza ponga yo oración.
Señor, donde haya vacío ponga yo a Dios.
Señor, donde haya desanimo ponga yo aliento.
Señor, donde haya perdición ponga yo a Jesús.
Señor, donde haya conformismo ponga yo superación.
Señor, donde haya descontrol ponga yo autoridad.
Señor, donde haya enemistad ponga yo amor.
Señor, donde haya ira ponga yo mansedumbre.
Señor, donde haya división ponga yo unidad.
Señor, donde haya debilidad ponga yo el Espíritu Santo.
Señor, donde haya vanidad ponga yo sencillez.
Señor, donde haya maldad ponga yo benignidad.
Señor, donde haya desamparo ponga yo fortaleza.
Señor, donde haya destrucción ponga yo edificación.
Señor, donde haya maldad ponga yo temor de Dios.
Señor, donde haya temor ponga yo unción y ángeles de Dios.
Señor, donde haya congoja ponga yo gozo.
Señor, donde haya pérdida ponga yo consuelo.
Señor, donde haya hipocresía ponga yo sinceridad.
Señor, donde haya intemperancia ponga yo paciencia.
Señor, donde haya egoismo ponga yo bondad.
Señor, donde haya duda ponga yo seguridad.
Señor, donde haya muerte ponga yo vida.
Señor, donde haya nada ponga yo todo.

por Marcelo Quiroga.

Consejos de un Padre a un Hijo


Jackson Brown no es un gran pensador, ni un Nóbel de literatura.
Es sólo un hombre común, un padre preocupado por la felicidad de su hijo que quiso escribir estos simples 'consejos', al momento que éste se iría a estudiar a la Universidad, lejos de su casa.

Su hijo decidió fotocopiarlos y los distribuyó entre sus compañeros de estudio. Tuvieron tanto éxito, que una editorial le pidió autorización a Brown para editar un libro con ellos.

Poco tiempo después, ampliado bajo el titulo 'Vivir Feliz', se convirtió en un Best Seller que lleva decenas de ediciones y millones de ejemplares traducidos a varios idiomas.

Vivir Feliz

Observa el amanecer por lo menos una vez al año.
Estrecha la mano con firmeza, y mira a la gente de frente a los ojos.
Ten un buen equipo de música.
Elige a un socio de la misma manera que elegirías a un compañero de tenis: busca que sea fuerte donde tú eres débil y viceversa.
Desconfía de los fanfarrones: nadie alardea de lo que le sobra.
Recuerda los cumpleaños de la gente que te importa.
Evita a las personas negativas; siempre tienen un problema para cada solución.
Maneja autos que no sean muy caros, pero date el gusto de tener una buena casa.
Nunca existe una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión.
No hagas comentarios sobre el peso de una persona, ni le digas a alguien que está perdiendo el pelo. Ya lo sabe.
Recuerda que se logra más de las personas por medio del estímulo que del reproche (dile al débil que es fuerte y lo verás hacer fuerza).
Anímate a presentarte a alguien que te cae bien simplemente con una sonrisa y diciendo: Mi nombre es fulano de tal; todavía no nos han presentado.
Muestra respeto extra por las personas que hacen el trabajo más pesado.
Has lo que sea correcto, sin importar lo que otros piensen.
Dale una mano a tu hijo cada vez que tengas la oportunidad. Llegará el momento en que ya no te dejará hacerlo.
Aprende a mirar a la gente desde sus sandalias y no desde las tuyas. Ubica tus pretensiones en el marco de tus posibilidades.
Recuerda el viejo proverbio: Sin deudas, sin peligro.
No hay nada más difícil que responder a las preguntas de los necios.
Aprende a compartir con los demás y descubre la alegría de ser útil a tu prójimo. (El que no vive para servir, no sirve para vivir).
Acude a tus compromisos a tiempo. La puntualidad es el respeto por el tiempo ajeno.
Confía en Dios, pero cierra tu auto con llave.
Recuerda que el gran amor y el gran desafío incluyen también 'el gran riesgo'.
Nunca confundas riqueza con éxito.
No pierdas nunca el sentido del humor y aprende a reírte de tus propios defectos.
No esperes que otro sepa lo que quieres si no lo dices
Aunque tengas una posición holgada, has que tus hijos paguen parte de sus estudios.
Has dos copias de las fotos que saques y envíalas a las personas que aparezcan en las fotos.
Trata a tus empleados con el mismo respeto con que tratas a tus clientes.
No olvides que el silencio es a veces la mejor respuesta.
No deseches una buena idea porque no te gusta de quien viene.
Nunca compres un colchón barato: nos pasamos la tercera parte nuestra vida encima de él.
No confundas confort con felicidad.
Nunca compres nada eléctrico en una feria artesanal.
Escucha el doble de lo que hablas (por eso Dios nos dió dos oídos y una sola boca).
Cuando necesites un consejo profesional, pídelo a profesionales y no a amigos.
Aprende a distinguir quiénes son tus amigos y quiénes son tus enemigos.
Nunca envidies: la envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento.
Recuerda que la felicidad no es una meta sino un camino: disfruta mientras lo recorres.
Si no quieres sentirte frustrado, no te pongas metas imposibles.
La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo .... simplemente disfruta al máximo de todo lo que Dios pone en su camino.

por Jackson Brown.

Cómo empezar un año nuevo


"Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!"
En todas partes hay pesimistas, gente que siempre considera el lado negativo de las cosas. Al comenzar un año nuevo, insistirán en el envejecimiento, los grandes problemas no resueltos y los que se perfilan en el horizonte. Por supuesto que no podemos eludir los graves problemas de nuestro tiempo, ni las preocupaciones que pueden oprimirnos. Sin embargo, ¿la vida sigue! Otros dicen: Mientras hay vida, hay esperanza. Entonces, ¡Regocijémonos! Pero no busquemos la falsa felicidad que ofrece el mundo, sino acerquémonos a Dios, quien ofrece la verdadera alegría. El hecho de empezar un nuevo año ya es una bendición. Todavía es el día de la gracia; todavía es tiempo de recibir y echar "mano de la vida eterna" (1 Timoteo 6:19, La Biblia). Escuchemos la voz del Creador, quién nos invita a obtener una verdadera liberación interior, un profundo gozo y una esperanza viva. No nos promete un año fácil y sin preocupaciones, pero nos propone vivirlo con él, confiando en su amor. Demostró que era capaz de todo para hacernos felices, ya que aun sacrificó a su Hijo unigénito para que aquel que cree en él tenga vida eterna. Entonces, para que podamos avanzar sin fijarnos en los obstáculos, tengamos plena confianza en Jesús, a fin de vivir esta vida con él desde el comienzo de este nuevo año. "Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí" (Gálatas 2:20, La Biblia). Extraído de La Buena Semilla, Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza). Con bendición y fe. Marcelo y Graciela Quiroga

Esperando en Dios y tomando aliento


Procura tener la mayor confianza posible de que aunque tú no puedes ver dentro de tu corazón, Dios está obrando allí por medio de su Santo Espíritu.

Espera en Jehová; Ten valor y afianza tu corazón (Salmo 27: 13)

El Salmista acaba de decir: «Hubiera yo desmayado, si no creyera que he de ver la bondad de Jehová en la tierra de los vivientes.» Si no hubiera sido por su fe en Dios, su corazón hubiera desmayado. Pero, en la seguridad y confianza en Dios que da la fe, se insta a sí mismo y nos insta a nosotros a recordar una cosa sobre todas: el esperar en Dios. «Espera en Jehová; ten valor y afianza tu corazón: sí, espera en Jehová.»

Uno de los motivos principales para esperar en Dios, uno de los más profundos secretos de su bendición, es la convicción firme y confiada de que no es en vano; el valor de creer que Dios nos oirá y nos ayudará; esperamos en Jehová, un Dios que nunca puede decepcionar a su pueblo.

«Ten valor y afianza tu corazón.» Estas palabras se encuentran con frecuencia en relación con alguna cosa difícil, ante la perspectiva de una lucha con fuertes enemigos, y ante la lastimosa insuficiencia de todo esfuerzo humano.

¿Es el esperar en Dios una obra tan difícil, que sean necesarias estas palabras: «Ten valor y afianza tu corazón»? Sin duda alguna.

La liberación que hemos de esperar es de enemigos nuestros, ante cuya presencia somos impotentes. Las bendiciones que hemos de pedir son todas espirituales e invisibles; cosas imposibles para con los hombres; realidades celestiales, sobrenaturales, divinas. Nuestro corazón está a punto de desmayar. Nuestras almas están tan poco acostumbradas a tener amistad con Dios, que el Dios en el que esperamos a veces parece que se esconde.

Los que tenemos que esperar nos sentimos tentados a temer que no esperamos bien, que nuestra fe es demasiado débil, que nuestro deseo no es tan recto o tan sincero como debería ser, que nuestra entrega no es completa. Entre todas estas causas de temor o duda, ¡qué bendición es oír la voz de Dios: «Espera en el Señor.

Ten valor y afianza tu corazón. Sí, espera en Jehová» Que nada en el cielo, en la tierra o en el infierno —nada— te impida esperar en tu Dios con la completa certidumbre de que no puede ser en vano.

La lección que nuestro texto nos enseña es que, cuando nos ponemos a esperar en Dios, antes tendríamos que decidir que esperaremos en El con la más confiada expectativa de que se presentará a nosotros y nos bendecirá. Deberíamos estar convencidos de que nada hay tan seguro como que el esperar en Dios nos traerá bendición incontable e inesperada. Estamos tan acostumbrados a juzgar a Dios y su obra en nosotros por lo que sentimos, que lo más probable es que cuando empezamos a cultivar más el esperar en El, nos sentiremos desanimados porque no encontraremos ninguna bendición especial como resultado.

Este es el mensaje que debes oír: «Sobre todo, cuando esperas en Dios, hazlo en un espíritu de esperanza firme y abundante. Es Dios en su gloria, en su poder y su amor que anhela bendecir a aquellos que esperan en El.»

Si dices que tienes miedo de engañarte con una esperanza vana, porque no ves o sientes ninguna garantía en tu presente estado para una expectativa tan especial, mi respuesta es: «Es Dios el que nos da la garantía de que podemos esperar grandes cosas.» Aprende esta lección: No vas a esperar en ti para ver lo que sientes y los cambios que ocurren en ti. Vas a ESPERAR EN DIOS, para saber primero LO QUE EL ES, y luego, lo que hará.

Todo el deber y bendición del esperar en Dios tiene sus raíces en esto: que es un Ser tan lleno a rebosar de bendición, bondad, poder, vida y gloria, que, por desgraciados que seamos, no podemos establecer ningún contacto con El, sin que esta vida y este poder secretamente, en silencio, empiecen a entrar en nuestra persona y a bendecirla. ¡Dios es amor! Esta es la sola y única garantía de nuestra expectativa. El amor busca lo suyo: El amor de Dios es precisamente su deleite en impartirse El mismo y su bendición a nosotros.

Ven y aunque te sientas débil, espera en su presencia. Como un inválido, enfermo y débil, es llevado al sol para que se caliente allí, ven con todo lo que hay oscuro y frío en ti, al sol del amor Omnipotente y santo de Dios, y espera allí, con sólo un pensamiento: "Aquí estoy, bajo el Sol de tu amor." Como el sol hace su obra en el enfermo que busca sus rayos, Dios hará su obra en ti. Confía en El más plenamente.

Ten valor y afianza tu corazón. Sí, espera en Jehová.

Por Andrew Murray


Si te somos de bendición, ofrenda a este ministerio de consejería y evangelístico:

************** MENSAJES ANTERIORES **************

RECIBE NUESTROS MENSAJES POR EMAIL

RECIBE NUESTROS MENSAJES POR EMAIL
RECIBE NUESTROS MENSAJES POR EMAIL

************** SUSCRIBITE A NUESTROS MENSAJES DE ALIENTO SEMANAL **************

Ingresa tu dirección de email:

Delivered by FeedBurner

************** DEJANOS UN MENSAJE AQUI O POR EMAIL **************

*** ENVIA TU CONSULTA O PEDIDO DE ORACION, GRATUITO DE AYUDA ESPIRITUAL ***

Coméntanos tu situación

Hola Amigo/a!!! Bienvenido/a!!! soy AEG

Hola Amigo/a!!! Bienvenido/a!!! soy AEG
Estos libros te pueden ayudar

.

.
** VIRTUALES, INTERACTIVOS PARA PC, NO IMPRESOS, DESCARGABLES DE INTERNET, COSTO ACCESIBLE ** Se le enviará el enlace para descargar el programa inmediatamente después de recibir el pago.

.

.

** INGRESA CON TU FAMILIA AL REINO DE LOS CIELOS A TRAVES DE ESTA ORACION: **

Haz esta oración y sé salvo y sano espiritualmente:

Repite con nosotros:

Padre y Dios mío, vengo a ti, no puedo más, estoy tan cansado/a, me siento mal, tengo mil problemas, te necesito, ayúdame por favor, creo en tí, aunque no te vea o no te sienta, perdóname por mis pecados, me arrepiento por estar lejos de ti, te pido que me perdones, a través de tu Hijo Jesucristo, lo recibo a él en mi corazón, entra Jesús en mi, tu eres mi salvador, hazme una nueva persona, lléname de tu Espíritu Santo, de tu Palabra, de tu bendición, cámbiame, mejora mi vida, mi familia, mi economía, por favor te lo pido, ten piedad de mi oh Dios, yo te doy gracias, te alabo y te bendigo, y te daré toda la gloria, la honra y la alabanza. Amén.


************** SIGUENOS POR EMAIL **************