***** CLICKEA EN NUESTROS ANUNCIANTES Y AYUDANOS A SEGUIR CRECIENDO. MUCHAS GRACIAS.

************** MENSAJES ANTERIORES **************

Mostrando entradas con la etiqueta Matrimonio. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Matrimonio. Mostrar todas las entradas

REFLEXION: Las Bienaventuranzas del Matrimonio


Bienaventurados son el esposo y la esposa que continúan siendo afectuosos, considerados y amantes después que las campanas nupciales han dejado de sonar.

Bienaventurados son el esposo y la esposa que son tan condescendientes y corteses el uno con el otro como son con sus amigos.

Bienaventurados son aquellos que tienen un sentido del humor, porque este atributo será un medio disponible para absorber el impacto de los embates de la vida.

Bienaventurados son lo que aman a su cónyuge más que a ninguna otra persona en el mundo y que alegremente cumplen su promesa matrimonial de fidelidad y de ayuda mutua por ambas partes.

Bienaventurados son los que llegan a ser padres, porque los hijos son la herencia del Señor.

Bienaventurada es la pareja que tiene una compresión de los asuntos financieros y que deslinea un plan de sociedad con el dinero que recibe.

Bienaventurados son aquellos que dan gracias a Dios por el alimento antes de participar de él y que separan algún tiempo cada día para la lectura de la Biblia y la oración.

Bienaventurados son aquellos cónyuges que nunca se hablan uno al otro en voz alta y que hacen de su hogar un sitio donde nunca se oye una palabra desalentadora.

Con respeto y amor.

Marcelo y Graciela

MATRIMONIO: LA BIENAVENTURANZA DEL MATRIMONIO


LA BIENAVENTURANZA DEL MATRIMONIO

Bienaventurados son el esposo y la esposa que continúan siendo afectuosos, considerados y amantes después que las campanas nupciales han dejado de sonar.


Bienaventurados son el esposo y la esposa que son tan condescendientes y corteses el uno con el otro como son con sus amigos.


Bienaventurados son aquellos que tienen un sentido del humor, porque este atributo será un medio disponible para absorber el impacto de los embates de la vida.


Bienaventurados son lo que aman a su cónyuge más que a ninguna otra persona en el mundo y que alegremente cumplen su promesa matrimonial de fidelidad y de ayuda mutua por ambas partes.


Bienaventurados son los que llegan a ser padres, porque los hijos son la herencia del Señor.


Bienaventurada es la pareja que tiene una compresión de los asuntos financieros y que deslinea un plan de sociedad con el dinero que recibe.


Bienaventurados son aquellos que dan gracias a Dios por el alimento antes de participar de él y que separan algún tiempo cada día para la lectura de la Biblia y la oración.


Bienaventurados son aquellos cónyuges que nunca se hablan uno al otro en voz alta y que hacen de su hogar un sitio donde nunca se oye una palabra desalentadora.

Muchos esposos y esposas se encuentran en matrimonios donde no se sienten satisfechos, felices o realizados. Pasan el tiempo criticando al cónyuge y buscando las fallas de su pareja.


Este tipo de persona vive creyendo que si tan sólo su pareja cambiara todo marcharía mejor en el matrimonio.

Lamentablemente muchas personas piensan que así es su matrimonio. Usan críticas, regaños, gritos y constantes conflictos con la esperanza de obligar a su pareja a cambiar. Lo malo es que, al sentirse criticado, muchas veces el cónyuge acusa a su pareja de peores faltas para poder defenderse. Tanto la esposa como el esposo terminan convencidos de que el otro tiene que cambiar para que las cosas en el hogar mejoren.

Este tipo de actitud conduce a patrones negativos que vienen a destruir el matrimonio.


Algunos ejemplos de estos son:


a.. Las personas comienzan a fijarse en las faltas más mínimas de su pareja. Por lo tanto las cosas mínimas se convierten en grandes conflictos.


b.. Ambos esposos se acusan sin fin.


c.. Los pleitos aumentan.


d.. La tristeza, el enojo y las emociones negativas reinan en el hogar.


e.. Ambas personas se sienten físicamente, mentalmente y espiritualmente cansados de las constantes críticas.


f.. La paz no existe en el hogar y el amor cada día se desvanece.


g.. El cónyuge ignora sus propias faltas y se convence de que su pareja es el que tiene que cambiar. Por eso ninguno de los dos cambia.


h.. Comienzan a dudar si el matrimonio va a funcionar y terminan pensando que la única solución es la separación y el divorcio.

No son pocos los matrimonios que caen en este ciclo vicioso. Lo malo es que no importa cuánta energía y esfuerzo invierten en cambiar al cónyuge: no se da el cambio. Esto sucede porque en verdad cambiar a nuestro cónyuge no es nuestro papel. El cambio no viene a la fuerza sino por voluntad propia.

El matrimonio no es un estado de dominación donde las cosas se hacen conforme a la voluntad de una sola persona.

De hecho, el matrimonio es un estado de CO-DEPENDENCIA. Tanto el esposo como la esposa se necesitan el uno al otro para así formar un hogar conforme a la voluntad de Dios. La Biblia nos enseña que el esposo y la esposa son UNO. El ser UNO no viene a la fuerza, sino que cada uno voluntariamente sacrifica el YO para el bien del NOSOTROS.


Si usted en verdad quiere ver un cambio es su matrimonio le sugerimos lo siguiente:


a.. Evite criticar a su cónyuge. Las constantes críticas y quejas no traerán el cambio que usted desea en el matrimonio.


b.. Deje las cosas del pasado, en el pasado. Perdone y ya no mencione aquello que ya ha sido resuelto.


c.. Si no puede perdonar, pregúntese por qué no, y pídale ayuda a Dios para que pueda perdonar.


d.. Evite las palabras que son difíciles de olvidar, tales como: "Ya no te aguanto, no te amo, no te respeto, ya no te creo, no te perdono, todo es tu culpa", etc.


e.. Sea honesto y admita los errores con que usted ha contribuido a los problemas del hogar.


f.. Dedique un tiempo a solas para meditar y preguntarse si las expectativas que tiene de su cónyuge son realistas. Muchas veces exigimos demasiado del cónyuge porque tenemos una necesidad que queremos llenar. Si éste es el caso, hable con su pareja y juntos pidanle a Dios que EL sea el que venga a llenar ese vacío que su pareja no puede llenar.


g.. Use palabras positivas y fíjese en lo bueno del matrimonio y no solamente en lo malo.


h.. En lugar de gastar sus fuerzas en querer cambiar a su esposo o esposa, use ese tiempo para hablar con Dios y pedirle que primero haga el cambio en usted. Dé el ejemplo y sea usted el primero en cambiar.

Esperamos que estos consejos vengan a traer cambios positivos en su hogar.


Al dejar que el Espíritu Santo, la humildad, el perdón y la honestidad vengan a cambiar la vida de su matrimonio, permitirá que se hagan cambios en el hogar dentro de un ambiente que honra y agrada a Dios.


PARA MEDITAR:


a.. Efesios 5:21-26 : Sométanse unos a otros, por reverencia a Cristo. Esposas, sométanse a sus propios esposos como al Señor. Porque el esposo es cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza y salvador de la iglesia, la cual es su cuerpo. Así como la iglesia se somete a Cristo, también las esposas deben someterse a sus esposos en todo. Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella para hacerla santa. El la purificó, lavándola con agua mediante la palabra.


b.. Colosenses 3:12-13 - Por lo tanto, como escogidos de Dios, santos y amados, vístanse de afecto entrañable y de bondad, humildad, amabilidad y paciencia, de modo que se toleren unos a otros y se perdonen si alguno tiene queja contra otro. Así como el Señor los perdonó, perdonen también ustedes.


c.. 1 Pedro 3:8-9 - En fin, vivan en armonía los unos con los otros; compartan penas y alegrías, practiquen el amor fraternal, sean compasivos y humildes. No devuelvan mal por mal ni insulto por insulto; más bien, bendigan, porque para esto fueron llamados, para heredar una bendición.

Tomado de Enfoque a La Familia.

PASCUA: LA CRUZ – UNA MIRADA EN RETROSPECTIVA HACIA SU LECCIÓN

LA CRUZ – UNA MIRADA EN RETROSPECTIVA HACIA SU LECCIÓN

Como la temporada de recordar y celebrar los eventos de la crucifixión y resurrección de nuestro Señor y Salvador Jesucristo ya pasaron, necesitamos reflexionar en la lección que podemos aprender de los eventos ocurridos en la Cruz.

Los eventos ocurridos hace más de 2000 años reflejan el último ejemplo de reconciliación: Que hizo Dios para que exista reconciliación en Sus hijos pródigos (como tú y yo).  Ya que esta fue la Cruz en que Cristo sufrió y murió, tomando sobre Si el castigo por los pecados del hombre.

Al que no conoció pecado, le hizo pecado por nosotros, para que fuéramos hechos justicia de Dios en El. 2 Corintios 5:21

En la Cruz, Jesús fue desnudado de su rectitud, la rectitud que El recibió de Su padre.  Desnudo sufre la separación del Padre y por Sus acciones en la Cruz, nosotros heredamos y le ponemos Su vestidura de rectitud para poder acercarnos al Santo Dios.  Ya que ese es el requerimiento para entrar en la presencia de Dios, para estar vestido de rectitud como Su único hijo Jesucristo.  Esta acción sin egoísmo de Jesús y nuestro Padre Dios es la forma última de reconciliación: Un acto de amor incondicional para toda la humanidad.  Nuestra reconciliación con Dios es básica y requerimiento esencial para la reconciliación del matrimonio.

El Viernes Santo, fui a un servicio de oración en una de nuestras iglesias locales.  El servicio se titulaba “Las 7 últimas palabras de Jesús”.  Deseo reflejar la lección que Jesús nos presentó a nosotros en la Cruz.

Primera Palabra – “Perdón”  Cuando llegaron al lugar llamado "La Calavera", crucificaron allí a Jesús y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda. Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Lucas 23:33-34a.

Casi muerto y con un dolor físico y espiritual increíble, clavado a la Cruz con clavos, Jesús clamo a Su Padre que perdone a aquellos que lo habían puesto en la Cruz.  Mientras reflejo esta plegaria de nuestro Señor, me doy cuenta que somos tú y yo los que pusimos a Jesús en la Cruz.  Luego debido a su inmensurable amor por nosotros, El le pidió a su padre que nos perdonara.  Mientras tú y yo reflejamos en la Cruz nuestros matrimonios y conyuges han sido perdonados.  ¿Tú te has perdonado a ti mismo?

La Segunda Palabra – “Acuérdate” Y decía: Jesús, acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. Entonces El le dijo: En verdad

te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso. Lucas 23:42-43

Uno de los ladrones (que así nosotros los conocemos, pero para que una persona sea crucificada era porque se le consideraba de la peor calaña y que nunca cambiaría, esos hombres podrían ser: pedófilos, violadores, asesinos en serie, terroristas, etc.) que estaba al lado de Jesús le lanzó insultos.  El otro ladrón se dio cuenta que él estaba en su cruz debido a su vida pecaminosa pero que Jesús no tenía pecado.  Al reconocer la deidad de Jesús, el segundo ladrón vio perdón y pidió a Jesús que se acuerde de él cuando venga Su reino.  ¿Qué ladrón te representa a ti y a mí? ¿Tú y yo acaso hemos dejado nuestros pecados a los pies de la Cruz?

La tercera palabra “Otros” Jesús, viendo a su madre y junto a ella al discípulo a quien amaba, dice a su madre: "Mujer, ahí tienes a tu hijo." Luego dice al discípulo: "Ahí tienes a tu madre." Y desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa. Juan  19:26-27.

Mientras Jesús estaba colgado ahí en la Cruz, Sus pensamientos estaban con los otros que estaban ahí en la Cruz, testigos del horror de la Crucifixión.  Su compasión y amor también fue dado en buena medida para ti y para mí.  Mientras tú y yo estamos ahí al pie de la cruz, podemos recibir Su amor y compasión expresada por su muerte en la Cruz.

Cuarta palabra “Dejado en las manos de Dios” y a esa hora, Jesús exclamó en alta voz: "Eloi, Eloi, lamá sabactani", que significa: "Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?". Marcos 15:34.

Mientras nuestro Señor Jesucristo estaba colgado en la Cruz estaba desnudo en su rectitud necesitando ir ante el Santo Dios.  El estaba solo, sin esperanza, desesperado.  Estaba abandonado por su Padre.  Estaba realmente en el infierno.

Estaba abandonado.  ¿Acaso tú y yo no debemos darle gracias a Jesús por la vestidura de rectitud, que él nos ha dado?  Esta rectitud es lo que nosotros necesitamos poner para vestirnos nosotros mismos si necesitamos ir frente a la presencia del Espíritu de Dios.

La quinta Palabra “Sed” Después de esto, sabiendo Jesús que todo se había ya consumado, para que se cumpliera la Escritura, dijo: Tengo sed. Juan 19:28.

Sólo puedo imaginar la agonía que Jesús sufrió en la Cruz.  Ahí al término del día, con Su sangre fluyendo fuera de Su cuerpo, Su sed debió haber sido intensa.  ¿Qué fue lo que los soldados le ofrecieron? Ellos mojaron sus labios con una esponja empapada de vinagre.  ¿Cuándo Jesús viene a nuestra puerta (o tal vez un extraño viene) buscando beber de agua fría, ¿le ofrecemos un poco de beber?  ¿Qué tan seguido nuestras acciones para con nuestro conyuge han sido como vinagre en su boca?

La Sexta Palabra “Enojo” Y Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, EN TUS MANOS ENCOMIENDO MI ESPIRITU. Y habiendo dicho esto, expiró. Lucas 23:46

¿No puedes escuchar el enojo y frustración en las palabras de Jesús?  El había pasado 3 largos años enseñando a las personas su mensaje de amor y paz.  ¿Cómo respondieron ellos?  ¡Ellos lo crucificaron!  Todo lo que ellos querían de El era un rey guerrero, un Rey que liderara un ejército que los sacara de Roma conquistadores y los liberara de la opresión de los Judíos.  Su enojo y frustración está apuntado al mundo que está lleno de pecado, el pecado que comenzó en el Jardín del Edén, y el pecado que existe hoy en cada uno.  ¿Tú o yo hemos tomado la decisión de dejar nuestros pecados al pie de la cruz para que Jesús pueda lidiar con ellos? Si no, esta es la prioridad número uno.  Sin que tú o yo nos reconciliemos con Dios a través de la Cruz de Jesús, nosotros no podemos ir frente al Trono de Santo Dios, nosotros no podemos reconciliar con nuestros conyuges.

La Séptima Palabra “todo”  Entonces Jesús, cuando hubo tomado el vinagre, dijo: ¡Consumado es! E inclinando la cabeza, entregó el espíritu. Juan 19:30.

Cuando la novena hora llegó, Jesús clamo “Todo está cumplido” Todo por lo que había venido desde el cielo estaba cumplido.  El había enseñado Su evangelio de amor y paz. El había hecho milagros.  El había entrenado a Sus Apóstoles. El había hecho que comience a moverse la más grande revolución que el mundo podría ver.  Todo estaba en su lugar.  El trabajo estaba terminado y ahora Jesús te mira y me mira.  ¿Hemos puesto nuestras vidas en orden?  ¿Qué hay de tu salvación? ¿Qué hay de mi salvación?  Solo tú y yo podemos dar los pasos necesarios hacia la Cruz con nuestros pecados.

Solo tú y yo podemos escoger cambiar nuestras vidas de pecados por la rectitud de Cristo y convertirnos en uno de sus  seguidores.  Recuerda, la reconciliación del matrimonio comienza con nuestros pasos hacia la Cruz.  Tú y yo debemos poner nuestra confianza en Dios y El nos verá a través de nuestros problemas matrimoniales.  Lo que concierne a nuestros conyuges, nosotros debemos orar por ellos, dejando que Dios lidie con ellos.  Después de todo, El sabe lo que ellos necesitan.

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas. Y todo esto procede de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por medio de Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; a saber, que Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo mismo, no tomando en cuenta a los hombres sus transgresiones, y nos ha encomendado a nosotros la palabra de la reconciliación. Por tanto, somos embajadores de Cristo, como si Dios rogara por medio de nosotros; en nombre de Cristo os rogamos: ¡Reconciliaos con Dios! 2 Corintios 5:17-20.

Que cada uno abrace su Cruz, el mensaje de reconciliación, y el poder de resurrección de Dios.  Que Dios los bendiga a cada uno de nosotros mientras luchamos por nuestros matrimonios,

Luchando desde Texas,

Ben,
Hasta que la muerte nos separe

Rejoice Marriage Ministries, Inc.
Post Office Box 10548
Pompano Beach, FL 33061 USA
Ministry Web Site - http://rejoiceministries.org
Bookstore - http://rejoiceministries.org/r.php?num=tizwl
Stop Divorce Radio- http://rejoiceministries.org/r.php?num=2bg1e
"Copyright © Rejoice Marriage Ministries, Inc., 2010, Pompano Beach, FL”
Exact Translation of “" published on (16/04/2007)*.

Gentileza Fernando Alvarez.
http://ar.groups.yahoo.com/group/parejasencrisis/

REUNION: ¿NECESITAS UN MILAGRO DE DIOS?


¿NECESITAS UN MILAGRO DE DIOS?

¿QUE ES UN MILAGRO?

Un milagro es la acción sobrenatural del Dios de amor, a través de su Espíritu Santo, obrando por medio de la Iglesia, en respuesta a la oración de fe, sobre la necesidad específica de una persona, otorgándole lo que está necesitando.

A veces como personas autosuficientes no pensamos que necesitamos un milagro de Dios, pero los golpes de la vida nos hacen ver que realmente sí lo necesitamos.

Es muy fácil recibir un milagro de Dios, pero depende de nuestra fe en creer que Dios tiene el poder de hacer ese milagro y además "ir" a recibirlo.

Sin fe es imposible agradar a Dios. Fe es acción, es ir al lugar donde está la atmósfera de milagros y donde se reciben los mismos.

En la época de Jesús, cuando la gente oía que El hacía milagros, dejaba su hogar y se trasladaba adonde estaba El; y no escatimaba esfuerzos ni distancias. Luego recibían el milagro y volvían a sus hogares dando la gloria a Dios.
Esta es tu oportunidad de recibir un milagro para tu vida. Debes animarte y esforzarte a llegar a estas reuniones de milagros.
Te dejamos unos motivos para que conozcas si realmente necesitas un milagro de Dios.

- Si te sientes con un vacío interior.
- Si estás con una enfermedad crítica.
- Si te haz quedado sin trabajo.
- Si tu matrimonio se ha destruido.
- Si estás con angustia y soledad.
- Si has perdido el rumbo de tu vida.
- Si tienes problemas con los demás.
- Si te has endeudado económicamente y no puedes pagar tus deudas.
- Si estás con problemas psicológicos, espirituales, familiares, existenciales, laborales.
- Si estás con depresión, ansiedad, fobias, ataques de pánico.
- Si no puedes dejar el cigarrillo, el alcohol ó la droga.
- Si eres fármaco-dependiente.
- Si tu hijo/a se pierde en el mal camino.
- Si no puedes lograr tu meta profesional.
- Si todo va cuesta abajo en tu vida y familia.
- Si tu familia no te entiende ni escucha.
- Si el vivir no tiene sentido.
- Si has perdido la esperanza en vos mismo/a y en los hombres.
- Si te sientes encerrado en tus debilidades.
- Si estás inmerso en el pecado y no puedes salir.
- Si te sientes con influencias, opresiones, o posesiones diabólicas.
- Si estás con ganas de abandonar todo y tirar todo por la borda.
- Si ves que tu camino no es el deseado.
- Si te sientes perdido y no salvo.
- Si has perdido la fe.
- Si has perdido a tu pareja o estás al borde de perderla.
- Si has sido abusado de alguna manera.
- Si no tienes fuerzas para seguir adelante.
- Si has llegado al fin de tu existencia.
- Si has perdido mucho tiempo en esta vida.
- Si has hecho el mal.
- Si no quieres pelearte más con las personas.
- Si ves que no tienes nada y los demás lo tienen todo.
- Si sientes que estás metido en mil problemas.
- Si ya no tienes fe en la religión.
- Si te sientes defraudado por alguien.
- Si vives con heridas sentimentales del pasado.
- Si has padecido una injusticia.
- Si vives cansado, agitado y estresado.
- Si ves que todos los días son iguales.
- Si sientes que no vales nada para nadie.
- Si un familiar tuyo tiene problemas y no puede solucionarlos.
- Si te sientes discriminado, desamparado y descartado en esta vida.
- Si no eres aceptado, perdonado ó amado.
- Si te sientes fracasado.
- Si te sientes confundido.
- Si te haz apartado del camino de Dios y quieres volver pero te es muy difícil.
- Si ves que todos tus esfuerzos no rinden sus verdaderos frutos.
- Si ves que no puedes hacer todo con tus fuerzas.
- Si sientes que el mundo está contra ti.
- Si sientes que el mundo no es para ti.
- Si las personas no te demuestran amistad y cariño.
- Si sientes temor, incertidumbre y el futuro te perturba.
- Si sientes que no has recibido nada de nadie.
- Si necesitas una nueva oportunidad de volver a comenzar tu vida.
- Si quieres sentir algo sobrenatural de Dios sobre tu vida.
- Si no puedes ser libre de lo que te está atando.
- Si tus hijos no te corresponden como quisieras.
- Si no puedes conseguir un buen trabajo y bien pago.
- Si te sientes atado por fuerzas del mal.
- Si te la pasas con pesimismo, juzgando y maldiciendo todo el día.
- Si te falta algo para ser totalmente feliz.
- Si la adversidad ha golpeado a tu puerta.
- Si no eres dueño de tu propia vida.

Estos son momentos propicios para despertar tu fe y depositarla en Dios.

Ven a recibir un milagro de Dios en: Pon tu fe en marcha, dado que la fe sin obras es muerta en sí misma.

Iglesia Catedral de la Fe
Av. Eva Peron 1040 - Caballito
Reuniones: Sabados y Domingos 10 hs, 15,30 hs, 18 hs.

Invita Marcelo y Graciela Quiroga.
Mensajes 15-5934-5853

REFLEXION: DIEZ MANERAS PARA HACER FELIZ A SU ESPOSA/O


DIEZ MANERAS PARA HACER FELIZ A SU ESPOSA/O

1- Alábele por las cosas que hace bien. Deje de fijarse en sus errores. Usted también los comete.

2- Préstele atención. Escuche cuando ella habla. Trate de entender lo que está sintiendo ella.

DIA 10 DE OCTUBRE - ORACION - INTERCEDA POR SU MATRIMONIO

EL PADRE NUESTRO
DE LA RESTAURACION MATRIMONIAL

Dedique 2 minutos a orar este Padre Nuestro, para elevar su oración diaria a Dios, mantener su vida espiritual, y fortalecerse en todas las áreas de su vida.
Repita este Padre Nuestro 2 ó 3 veces, con fe y devoción, hasta sentir la presencia de Dios obrando en su vida.

Para Orar


Padre De Matrimonio, Que Estás En Tus Cielos De Restauración Matrimonial,

Amado Sea Tu Deseo De Unidad.

Venga Tu Restauración Matrimonial A Mi Vida.

Hágase Tu Pacto Conyugal En Mí,

Como Se Hace En Tus Cielos De Restauración Matrimonial,

Se Haga En Mi Tierra De Separación Y Divorcio.

El Amor Celestial Tuyo De Cada Día Dámelo Hoy.

A tu lado

La preeminencia del amor

La Biblia, Nuevo Testamento, 1ra de Corintios Capítulo 13    
La preeminencia del amor

Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.

Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;

no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;

no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.

Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.

Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;

mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.

Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.

Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.

Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

EL QUE AMA ...


EL QUE AMA ...

(Según Efesios 5:28, Nuevo Testamento, La Biblia)

El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.
El que ama a su hijo/a, a sí mismo se ama.
El que ama a su cónyuge, a sí mismo se ama.
El que ama a su jefe laboral, a sí mismo se ama.
El que ama a su líder espiritual, a sí mismo se ama.
El que ama a su presidente, a sí mismo se ama.
El que ama a sus gobernantes, a sí mismo se ama.
El que ama a sus vecinos, a sí mismo se ama.
El que ama a sus amigos, a sí mismo se ama.
El que ama a sus enemigos, a sí mismo se ama.

UNA HORA DE TU TIEMPO


UNA HORA DE TU TIEMPO

"Papi, cuanto ganas en una hora?"

Con una voz tímida y unos ojos idolatrantes, el pequeño acogió a su padre cuando regresaba de su trabajo.

Gratamente sorprendido, pero mirando penetrantemente a su hijo, el padre dijo: “Mira pequeño, eso ni tu madre lo sabe, no me molestes, estoy cansado”

“Pero papi, solo dime, por favor!, cuanto ganas en una hora”, el niño insistió. El padre finalmente replico: “Veinte dólares por hora”.

“Bien Papi. Podrías prestarme diez dólares?”, pregunto el pequeño.

Mostrando desasosiego y algo perturbado, el padre grito: “Así que esa es la razón por la que me preguntas cuanto gano, verdad?. Ve a dormir y no me molestes más.”

DIEZ MANERAS PARA HACER FELIZ A SU ESPOSA/O

DIEZ MANERAS PARA HACER FELIZ A SU ESPOSA


1- Alábele por las cosas que hace bien. Deje de fijarse en sus errores. Usted también los comete.
2- Préstele atención. Escuche cuando ella habla. Trate de entender lo que está sintiendo ella.
3- Reincorpore el romance en su vida. Cómprele flores, dulces, sonríale, susurre cosas lindas a su oído. Mándele pequeñas notas.
4- Dígale que la ama y demuéstreselo. Déjele saber que ella es lo primero para usted.
5- Haga las cosas que usted sabe que la hacen feliz. (Algunas serán cosas pequeñas y otras serán grandes).
6- Póngala en los primeros lugares en su lista de prioridades. Tome todo el tiempo necesario para hacerla feliz.
7- Sea un líder amoroso en su hogar. No espere que las cosas sucedan por sí mismas. Sea creativo en hacer planes para su familia y sea así su líder. Recuerde que usted también es el líder espiritual.
8- Ayúdela en el cuidado de la casa y de los niños cuando ella lo necesita. Déjele saber que ella puede contar con usted para respaldarla en su trabajo.
9- Inclúyala a ella en sus decisiones. Déjele ver que ella y su futuro son factores importantes en las opciones que usted haga.
10- Sea caballeroso y amable con ella en todos los contactos físicos que tenga. Ella necesita protección y además, saber que usted está cuidándola debidamente.

DIEZ MANERAS PARA HACER FELIZ A SU ESPOSO

1- Esté atenta a él y a sus intereses cuando llegue a su casa.
2- Esté lo más atractiva posible para él.
3- Alábele frecuentemente por las buenas cosas que hace, especialmente delante de otros.
4- Sea una buena oyente, y anímele cuando las cosas no marchan tan bien para él.
5- Sea una buena seguidora. Anímele como el líder de su familia.
6- No pida más de lo que él pueda en realidad proveer.
7- Cuide de que su hogar esté ordenado y atractivo y que las comidas sean cuidadosamente planeadas y apetecibles.
8- Haga cosas que genuinamente demuestren que usted le respeta como un hombre.
9- Asegúrele su amor frecuentemente, verbalmente, sexualmente, y de otras maneras amorosas.
10- Sea sensitiva con él y ayúdele en todas las maneras que pueda cuando surgen necesidades especiales y otras presiones.

EL AMOR

EL AMOR

“El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser… ”. 1 Corintios 13:4-8

Amor es una palabra tan corta, pero con un significado muy profundo, hay quienes consideran que el amor, después del don de la vida, es el don divino mas preciado.

Todos los seres humanos hemos sido provistos con la sublime capacidad de amar.

¿Qué es el amor?

El diccionario Larousse lo define como.

- Sentimiento que inclina el ánimo a lo que le place.

Demasiado simple.

¿No creen?

El amor es algo difícil de explicar ya que es algo que se entiende cuando se vive, para lo cual es más fácil de entender si identificamos las tres dimensiones del amor, que en forma resumida son.

El amor “ÁGAPE” se refiere al sentimiento de amor que tenemos para con Dios.

El amor “PHILOS” (filial) se refiere al sentimiento de amor para con nuestros parientes y amigos.

El amor “EROS” se refiere al amor que sentimos por nuestra pareja.

En cualquiera de los tres casos, aplica la descripción que manifiesta el apóstol Pablo en 1 Corintios 13 quien dice que el amor.

Es sufrido… esto implica que de alguna forma compartimos el dolor como propio de quien amamos y estamos dispuestos a sufrir por ello, Jesús sufrió la muerte y muerte de cruz por amor a nosotros.

Es benigno… esto quiere decir que es bueno, noble, de sana intención y propósito.

No tiene envidia… no desea lo que no es suyo, ni se molesta porque le va bien a la persona amada.

No es jactancioso… que no se alaba a sí mismo, no es presuntuoso por la calidad de su sentimiento.

No se envanece… quiere decir que no es vanidoso ni egoístamente orgulloso.

No hace nada indebido… no actúa en lo que esté fuera de la voluntad de Dios, así como en nada que lastime o lesione a la persona amada.

No busca lo suyo… se preocupa por la persona amada y no busca su propia satisfacción.

No se irrita… no siente ira con quien ama.

No guarda rencor… que perdona y olvida, aunque haya sido muy lastimado, no tiene nada en contra de la persona amada, es por ello que Dios quien nos ama, cuando nos perdona, jamás se vuelve a acordar de nuestro pecado. (Miqueas 7:18)

No se goza de la injusticia más se goza de la verdad… jamás se alegra cuando falta la aplicación de la justicia, no usa artimañas y tampoco le miente a la persona amada, pues se regocija en la verdad.

Todo lo sufre… que acepta el precio de su amor sin reclamar nada.

No puedo dejar de pensar en Jesús quien aceptó injurias, atropellos, injusticias, solo por amor a nosotros.

Todo lo cree… quien ama, no duda de la persona amada pues la entrega es total, le manifiesta una confianza plena.

Todo lo espera… es paciente, espera todo de su amor, sin pensar que algo pudiera hacerle cambiar de sentir.

Todo lo soporta… acepta todo lo que venga de la persona amada, le ama tal y como es y le da todo su apoyo.

El amor nunca deja de ser… el verdadero amor, nunca cambia, y nunca desaparece.

El amor cuando es genuino, cumple con “todas” estas características, así que es muy válido que meditemos en cada una de ellas y las utilicemos para valorar primeramente nuestro amor por Dios, así sabremos si realmente le estamos amando o es solo una
emoción pasajera.

Después pensemos en la persona amada (nuestra pareja), donde si falta algún requisito, es síntoma de que el amor aún no está maduro, lo que nos ayudará a valorar la relación e incluso a definirla, en el caso de un noviazgo da la pauta para tomar una decisión muy importante y trascendental, y en al caso del matrimonio requeriremos del Señor para fortalecer las áreas débiles.

Por ultimo hagamos este mismo ejercicio para valorar nuestro amor y cariño por nuestros parientes, padres, hermanos y demás familiares así como para con nuestros amigos, de seguro que vamos a descubrir aspectos muy interesantes de nuestra relación con ellos y sabremos los puntos que debemos fortalecer.

El apóstol Pablo es muy claro cuando dice, que de nada sirve conocer muchas lenguas, tener don de profecía, tener sabiduría, repartir nuestros bienes, sacrificarnos y cualquier otro don o virtud, si no hay amor en nuestras vidas.

Dios nos hizo seres afectivos, todos tenemos esa capacidad, el primer fruto del Espíritu Santo que enumera Pablo en el libro de Gálatas 5:22 es el amor, así que todo aquel que tiene a Cristo en su corazón ha sido bendecido con el amor, por tanto, debemos ejercitar ese fruto de Dios en nuestra vida.

Amén.

Dios Te bendiga.

Ministerio El Remanente Inc.
Copyright © 2000-2007 d.C.
El Predicador © Org.
Alabama USA
All Rights Reserved

Con afirmación y amor en Cristo.

Marcelo y Graciela
Cap.Fed.Bs.As.Arg.

DIEZ MANERAS PARA HACER FELIZ A SU ESPOSA/O


DIEZ MANERAS PARA HACER FELIZ A SU ESPOSA

1- Alábele por las cosas que hace bien. Deje de fijarse en sus errores. Usted también los comete.
2- Préstele atención. Escuche cuando ella habla. Trate de entender lo que está sintiendo ella.
3- Reincorpore el romance en su vida. Cómprele flores, dulces, sonríale, susurre cosas lindas a su oído. Mándele pequeñas notas.
4- Dígale que la ama y demuéstreselo. Déjele saber que ella es lo primero para usted.
5- Haga las cosas que usted sabe que la hacen feliz. (Algunas serán cosas pequeñas y otras serán grandes).
6- Póngala en los primeros lugares en su lista de prioridades. Tome todo el tiempo necesario para hacerla feliz.
7- Sea un líder amoroso en su hogar. No espere que las cosas sucedan por sí mismas. Sea creativo en hacer planes para su familia y sea así su líder. Recuerde que usted también es el líder espiritual.
8- Ayúdela en el cuidado de la casa y de los niños cuando ella lo necesita. Déjele saber que ella puede contar con usted para respaldarla en su trabajo.
9- Inclúyala a ella en sus decisiones. Déjele ver que ella y su futuro son factores importantes en las opciones que usted haga.
10- Sea caballeroso y amable con ella en todos los contactos físicos que tenga. Ella necesita protección y además, saber que usted está cuidándola debidamente.

DIEZ MANERAS PARA HACER FELIZ A SU ESPOSO

1- Esté atenta a él y a sus intereses cuando llegue a su casa.
2- Esté lo más atractiva posible para él.
3- Alábele frecuentemente por las buenas cosas que hace, especialmente delante de otros.
4- Sea una buena oyente, y anímele cuando las cosas no marchan tan bien para él.
5- Sea una buena seguidora. Anímele como el líder de su familia.
6- No pida más de lo que él pueda en realidad proveer.
7- Cuide de que su hogar esté ordenado y atractivo y que las comidas sean cuidadosamente
planeadas y apetecibles.
8- Haga cosas que genuinamente demuestren que usted le respeta como un hombre.
9- Asegúrele su amor frecuentemente, verbalmente, sexualmente, y de otras maneras amorosas.
10- Sea sensitiva con él y ayúdele en todas las maneras que pueda cuando surgen necesidades especiales y otras presiones.


Como mantener el amor a lo largo del tiempo


Son muchas las parejas que tienden a olvidar las razones por las que escogieron a una persona en concreto como su acompañante más íntimo, ese ser querido con el que un día desearon pasar el resto de su vida. Se enamoraron de su honestidad, tal vez de su simpatía, pudo ser de su entusiasmo o de lo bien que lo pasaban cuando estaban junto a ella.

Todos nos juramos amor eterno, "hasta que la muerte los separe" oímos en las bodas; "contigo pan y cebolla", encontramos en nuestro sabio refranero ¿Pero qué suele ocurrir después de unos pocos años de convivencia? La relación se deteriora, aparecen las críticas, los menosprecios, la indiferencia...

No pretendo salvar matrimonios, para eso ya hay expertos a los que acudir, tan sólo quiero repetir lo que oí en una conversación con unos amigos.

La reunión

Nos habíamos juntado los miembros de una asociación gastronómica a la que todos pertenecíamos desde hacía varios años, así que nos conocíamos bastante bien y el motivo concreto de esa reunión fue la celebración de las bodas de oro de una pareja de miembros. Como era habitual allí la preparación de la comida fue todo un rito y los comentarios y disputas sobre la forma de hacer el guiso y del tipo de vino que debía acompañar semejante festín animaban la fiesta.

No alargaré el tema culinario, tan sólo diré que como suele suceder después de una copiosa comida acompañada de un vino excelente, comenzó una sobremesa tranquila. Se habló de varios temas hasta que finalmente alguien recordó el tema de la reunión, los 50 años de casados de nuestros amigos.

Después de brindar varias veces en su honor no tardaron en salir chistes acerca de lo aburrido del matrimonio, de la monotonía, de lo bien que vivían los solteros, de cómo habían podido vivir tanto tiempo juntos, de si se aguantaban, que porqué no cambiaban a la pareja por dos de 35, o mejor, por tres de 25, etc. Su respuesta nos sorprendió a todos.

- No sólo no estamos cansados el uno de otro sino que cada día nos queremos más -

A todos nos pareció una frase hecha hasta que vimos el brillo de sus ojos y la forma tan cariñosa con la que se besaron y abrazaron, no mentían.

Creo que muchos de nosotros, más jóvenes que ellos, nos ruborizamos un poco por nuestro sentimiento interno de pequeña envidia y de ahí que algún presente empezara a despotricar contra el matrimonio. Ellos no reaccionaron en contra, tan solo se miraron y sonrieron. A pesar de las críticas contra el matrimonio, la esposa y el esposo continuaron agarrados de la mano durante un buen rato hasta que el marido preguntó.

- ¿No será que vuestras críticas contra el matrimonio son debidas a falta de amor? El silencio apareció repentinamente. Como si fuera un profesor que nos preguntara la lección, todos nos miramos de reojo mientras fingíamos doblar la servilleta, beber agua o que buscábamos al camarero.

- Vosotros criticáis mucho el matrimonio, o digamos relación de pareja puesto que ya poca gente se casa. ¿Cuántos lleváis una relación feliz? - De las 12 parejas que estábamos allí tan sólo dos reconocimos que estábamos contentos con nuestra pareja. Y una de ellas era la formada por este matrimonio.

- ¿Y os habéis preguntado alguna vez por qué no sois felices en vuestra relación?- Nadie contestó
- ¿Cómo vivís el tiempo que pasáis con vuestras parejas? ¿Viendo la televisión, trabajando? Tal vez estáis más interesados en vosotros mismos que en la otra persona. No basta con ir al cine o de cena de vez en cuando, hay que hacer mágico cada segundo compartido -
Todos pusimos caras pensativas pero nadie le interrumpió.

- No se trata de hacer grandes cosas. No creo que un matrimonio sea mejor o peor por las cosas que se compran o regalan, sino por la calidad del tiempo que se vive juntos. ¿Cuántas veces al día os decís te quiero? - Nadie quería responder.

- Nosotros nos las decimos al menos tres veces cada día. Seguramente os parezca un numero pequeño pero os puedo asegurar que es más que suficiente si lo llevas diciendo más de 50 años.

Esas son las primeras palabras que María oye cuando se despierta, las mismas que yo oigo antes de dormirme y son palabras que siempre han venido acompañadas de un beso.

Durante el día también nos decimos varias veces que nos queremos. Utilizamos un lenguaje secreto. Veréis, cada vez que paseamos o estamos juntos y pienso en lo mucho que la quiero aprieto su mano varias veces. No tengo que decirle nada más, ella ya sabe lo que quiero decir -

- Y yo siempre le doy un beso por las mañanas y vamos juntos de la mano mientras paseamos, cosas que muchos de vosotros, más jóvenes, apenas hacéis - se animó a contar María.

- No criticamos al otro sus defectos porque sabemos muy bien que todos tenemos defectos. Por supuesto que hay cosas del otro que no nos gustan pero cuando estamos a punto de saltar siempre recordamos los buenos momentos que hemos pasado juntos y el enfado desaparece, no porque no hablemos sino porque lo hablamos con tranquilidad, sin ansia de dañar - continuó narrando Javier.

- También nos apoyamos siempre que intentamos algo por primera vez. Yo ya estoy muy mayor para hacer ciertas obras en casa, inventar nuevos platos, incluso escribirle una poesía, sin embargo María siempre me anima, al igual que yo la animo cuando me enseña el cuadro que acaba de pintar. Nunca llegará a ser Picasso pero la animo porque sé que ha puesto mucho esfuerzo y mucho cariño en él. Ahora contestadme ¿Qué hacéis vosotros cuando vuestro cónyuge se equivoca o hace algo mal? ¿Cuándo fue la última vez que le dijisteis que le amabais?

El silencio se podía cortar con un cuchillo. Javier y María se dieron un beso y se dedicaron unas sonrisas. Nosotros les mirábamos mientras reflexionábamos.
Poco después salíamos del local obligados por nuestros compromisos pero una cosa teníamos todos claro, sin duda alguna aquella conversación produciría cambios en nuestras vidas.
Puede que lo que comentaron estos dos amigos parezca trivial y un caso excepcional pero yo seguiré sus consejos. Quizá con cosas tan triviales consiga que mi matrimonio sea tan excepcional como el suyo.

SENTIMIENTOS Y CUALIDADES


Cuentan que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres.
Cuando EL ABURRIMIENTO había bostezado por tercera vez, LA LOCURA, como siempre tan loca, les propuso: ¿Jugamos al escondite?
LA INTRIGA levantó la ceja intrigada, y LA CURIOSIDAD, sin poder contenerse preguntó: ¿al escondite? ¿Y cómo es eso?
Es un juego - explicó LA LOCURA- , en que yo me tapo la cara y comienzo a contar desde uno hasta un millón mientras ustedes se esconden, y cuando yo haya terminado de contar, el primero de ustedes que encuentre ocupará mi lugar para continuar el juego.
EL ENTUSIASMO bailó secundado por LA EUFORIA.
LA ALEGRÍA dio tantos saltos que terminó por convencer a LA DUDA, e incluso a la APATÍA, a la que nunca interesaba nada.
Pero no todos quisieron participar, LA VERDAD prefirió no esconderse ¿para qué? Si al final siempre la hallaban, la SOBERBIA opinó que era un juego muy tonto (en el fondo lo que le molestaba era que la idea no hubiese sido de ella) y LA COBARDIA prefirió no arriesgarse...
Uno, dos, tres... comenzó a contar LA LOCURA.
La primera en esconderse fue LA PEREZA, que como siempre se dejó caer tras la primera piedra del camino.
La FE subió al cielo y LA ENVIDIA se escondió tras la sombra del TRIUNFO que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto.
LA GENEROSIDAD casi no alcanzaba a esconderse, cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos ...que si un lago cristalino, ideal para LA BELLEZA, que si la rendija de un árbol, perfecto para LA TIMIDEZ, que si el vuelo de una ráfaga de viento, magnífico para LA LIBERTAD. Así terminó por ocultarse en un rayito de Sol.
EL EGOISMO en cambio encontró un sitio muy bueno desde el principio, ventilado, cómodo... pero sólo para él.
LA MENTIRA se escondió en el fondo de los océanos (mentira, en realidad se escondió detrás del arcoiris) y LA PASIÓN Y EL DESEO en el centro de los volcanes.
EL OLVIDO... se me olvidó donde se escondió...pero eso no es lo importante.
Cuando LA LOCURA contaba 999.999, EL AMOR aún no se había encontrado sitio para esconderse, pues todo se encontraba ocupado...hasta que encontró un rosal y enternecido decidió esconderse entre sus flores.
Un millón, - contó LA LOCURA- y comenzó a buscar.
La primera en aparecer fue LA PEREZA sólo a tres pasos de una piedra.
Después se escuchó a LA FE discutiendo con DIOS en el cielo sobre teología, y a LA PASIÓN y EL DESEO los sintió en el vibrar de los volcanes.
En un descuido encontró a LA ENVIDIA y claro, pudo deducir donde estaba EL TRIUNFO.
AL EGOISMO no tuvo ni que buscarlo, el sólo salió de su escondite, había resultado ser un nido de avispas.
De tanto caminar sintió sed y al acercarse al lago descubrió LA BELLEZA y con la DUDA resultó más fácil todavía pues la encontró sentada sobre una cerca sin decidir aún de que lado esconderse.
Así fue encontrando a todos, EL TALENTO entre la hierba fresca, a LA ANGUSTIA en una oscura cueva, a LA MENTIRA detrás del arcoiris (mentira, si ella estaba en el fondo del océano) y hasta EL OLVIDO...que ya se le había olvidado que estaban jugando al escondite, pero sólo EL AMOR no aparecía por ningún sitio, LA LOCURA buscó detrás de cada árbol, cada arroyuelo del planeta, en la cima de las montañas y cuando estaba por darse por vencida divisó un rosal y las rosas... y tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas, cuando de pronto un doloroso grito se escuchó. Las espinas había herido en los ojos AL AMOR; LA LOCURA no sabía que hacer para disculparse, lloró, imploró, pidió perdón y hasta prometió ser su lazarillo.
Desde entonces, desde que por primera vez se jugó al escondite en la tierra...
EL AMOR ES CIEGO Y LA LOCURA SIEMPRE LO ACOMPAÑA.
Traduce esta página web a tu idioma - Translate this website into your language - Traduire ce site dans votre langue - Tradurre questo sito nella tua lingua - Traduzir este site para o seu idioma - Transferre hoc website in lingua - Vertaal hierdie webwerf in jou taal - Übersetzen Sie diese Website in Ihre Sprache - Tradueix aquesta pàgina a la teva llengua -
English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

RECIBE NUESTROS MENSAJES POR EMAIL

RECIBE NUESTROS MENSAJES POR EMAIL
RECIBE NUESTROS MENSAJES POR EMAIL

************** SUSCRIBITE A NUESTROS MENSAJES DE ALIENTO SEMANAL **************

Ingresa tu dirección de email:

Delivered by FeedBurner

************** DEJANOS UN MENSAJE AQUI O POR EMAIL **************

*** ENVIA TU CONSULTA O PEDIDO DE ORACION, GRATUITO DE AYUDA ESPIRITUAL ***

Coméntanos tu situación

Hola Amigo/a!!! Bienvenido/a!!! soy AEG

Hola Amigo/a!!! Bienvenido/a!!! soy AEG
Estos libros te pueden ayudar

.

.
** VIRTUALES, INTERACTIVOS PARA PC, NO IMPRESOS, DESCARGABLES DE INTERNET, COSTO ACCESIBLE ** Se le enviará el enlace para descargar el programa inmediatamente después de recibir el pago.

.

.

** INGRESA CON TU FAMILIA AL REINO DE LOS CIELOS A TRAVES DE ESTA ORACION: **

Haz esta oración y sé salvo y sano espiritualmente:

Repite con nosotros:

Padre y Dios mío, vengo a ti, no puedo más, estoy tan cansado/a, me siento mal, tengo mil problemas, te necesito, ayúdame por favor, creo en tí, aunque no te vea o no te sienta, perdóname por mis pecados, me arrepiento por estar lejos de ti, te pido que me perdones, a través de tu Hijo Jesucristo, lo recibo a él en mi corazón, entra Jesús en mi, tu eres mi salvador, hazme una nueva persona, lléname de tu Espíritu Santo, de tu Palabra, de tu bendición, cámbiame, mejora mi vida, mi familia, mi economía, por favor te lo pido, ten piedad de mi oh Dios, yo te doy gracias, te alabo y te bendigo, y te daré toda la gloria, la honra y la alabanza. Amén.


************** SIGUENOS POR EMAIL **************