***** BENDICE NUESTRO MINISTERIO DE AYUDA ESPIRITUAL GRATUITA EN INTERNET Y TU VIDA SERA BENDECIDA.

NUESTROS SERVICIOS

*** BIENVENIDO/A A LA PAGINA WEB DE AYUDA ESPIRITUAL GRATIS POR INTERNET ***
¿De qué se trata?
Es un servicio de aconsejamiento espiritual. Usted puede contarnos su problema y nosotros le aconsejamos desde una perspectiva humano cristiana para que pueda solucionarlos. Su consulta se trata con absoluta reserva. Cientos de personas en todo el mundo nos han consultado y han agradecido la ayuda suministrada. Nuestra visión es de reino, esto quiere decir que nos gustaría que usted pueda asistir a nuestra iglesia, crecer espiritualmente y recibir grandes bendiciones de Dios, pero también nos alegra que usted pueda ser bendecida y desarrollarse en su vida, en su entorno social, en su ciudad y ser feliz.
Las áreas de consulta son muchísimas, usted puede consultarnos sobre relaciones familiares, sobre su vida existencial, su relación social, su trabajo, la vida espiritual, sobre el futuro del hombre según la Biblia, sobre problemas matrimoniales, vicios, drogadicción, soledad, etc.
Estamos dispuestos a aconsejarle espiritualmente, orar a Dios por su vida junto con otras personas, orientarle y asesorarle cristianamente, enviarle información de aliento para su vida existencial, mantener una amistad verdadera, y acompañarle en los momentos difíciles. Para que de esta manera usted pueda desarrollar todo su potencial a favor suyo y a favor de los demás.

Traduce esta página web a tu idioma - Translate this website into your language - Traduire ce site dans votre langue - Tradurre questo sito nella tua lingua - Traduzir este site para o seu idioma - Transferre hoc website in lingua - Vertaal hierdie webwerf in jou taal - Übersetzen Sie diese Website in Ihre Sprache - Tradueix aquesta pàgina a la teva llengua -
English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Mostrando entradas con la etiqueta arrepentimiento. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta arrepentimiento. Mostrar todas las entradas

REFLEXION: ESPERANDOME

ESPERANDOME

Isaías 55:6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.

Todas las historias que se pueden llegar a leer, o escuchar sobre la palabra de Dios, cuentan la manera en como vive, siente y piensa nuestro Dios.

Ya sea por manifestaciones en medio de diferentes situaciones, por parábolas, por Salmos, etc...El nos muestra como toda decisión tiene una acción, y toda acción una consecuencia según la acción en si, y como esto afecta la tendencia de mi relación con El.

Leyendo este pasaje uno puede llegar a pensar que Dios podría ser encontrado solo en algunos momentos de mi vida, o en algún horario en especial, o cuando nos congregamos o nos reunimos con otros hermanos en la fe. Y hasta puedo llegar a pensar que puedo hallarlo solo cuando me porto bien.

Pero si podemos recordar la historia del hijo prodigo, tendremos una mas amplia apreciación de este versículo del libro de Isaías.

Dice el relato que el hijo un día le pidió a su padre todo lo que a él le correspondía como hijo, y luego de obtenerlo, se marchó del hogar y de la presencia de su padre.

Hasta acá ya tenemos dos cosas en común entre esta historia, y el versículo 6 de Isaías 55, este hijo buscó a su padre para manifestarle lo que quería, lo que necesitaba, y lo pudo hallar porque primeramente “vivían en la misma casa”, lo pudo llamar sabiendo que su padre respondería a su llamado porque estaban “cercanos”. Por eso lo llamó con seguridad porque sabía que en ese momento, su padre “Podía ser hallado”.

Pero hay un momento en el cual la acción del hijo de partir de su casa, no podía llegar a tener otra consecuencia que el alejamiento entre el y su padre, el fue a conquistar el mundo, se fue lejos, y su padre se quedó en el mismo lugar, haciendo las mismas cosas, pero con los hijos que se habían quedado con el.

Para este hijo, el tiempo de buscar y hallar a su padre se había terminado.

Este hijo viajó lejos, y su padre estaba en el mismo lugar, este hijo comenzó a malgastar sus bienes, y el padre estaba en el mismo lugar, se divirtió libremente y sin límites, y su padre estaba en el mismo lugar, pero la gran diferencia entre los dos era que el hijo no se acordaba de su padre, pero el padre en todo momento lo recordó, y guardó en su corazón la esperanza de que al salir a la puerta algún día, este hijo regresaría.

Hay algo muy fuerte que este joven no tomó en cuenta al irse, que no solo se alejó de su padre, sino de su madre, su casa, sus hermanos, sus afectos, y “Su tierra”.

Las guerras se ganan a partir de ganar un territorio, y de ahí en adelante se genera una lucha por expandirse y ganar más y más tierra. Existen dos bandos, el que defiende y el que quiere conquistar, pero es notable la similitud de que el que ataca, ataca desde su tierra, desde su casa, para expandirse, y el que defiende, defiende desde su tierra, desde su casa, desde su raíz hacia delante, no puede comenzar una guerra lejos de mi tierra, lejos de mi raíz, lejos de mi casa, lejos de mi Dios.

Este hijo luego de haber perdido todo, recordó a su padre, pero no podría gritarle como hacia a veces, no podía pelear con el como hacia a veces, no podía pedir ayuda porque estaba lejos. No podía hallarle porque no “el” no estaba cercano, y el padre seguía en el mismo lugar.

Todo hacía parecer que no podía volver con su padre, no tenía nada, que había perdido todo, menos el orgullo, pero tomo una decisión, y fue la correcta, comenzó su regreso a su tierra, a su casa, y en ese viaje de regreso ya podía experimentar paz, la paz que te da el volver a tu raíz, a tu afectos, a tu tierra, y tu Dios.

Las cosas que se disfrazan de Dios, hacen que Dios no esté cerca, pero no porque él se mueve, sino porque yo me moví de su cercanía con mis decisiones, pero él, siempre a estado, está y estará, en el mismo lugar, esperándome...

50 cosas que necesitas dejar hoy mismo Parte Nro 1

50 cosas que necesitas dejar hoy mismo

Parte Nro 1

Cuando dejas de perseguir las cosas equivocadas, le das a las cosas correctas la oportunidad de encontrarte.
Así que empieza hoy…
1. Deja de tratar de ser perfecto: El mundo real no recompensa a los perfeccionistas, recompensa a las personas que hacen las cosas.
2. Deja de compararte con los demás: La única persona contra la que estás compitiendo es contra ti mismo.
3. Deja de vivir en el pasado o preocuparte demasiado por el futuro: El ahora es el único momento que tienes garantizado. El ahora es la vida. No te la pierdas.
4. Deja de quejarte: Haz algo al respecto.
5. Deja los rencores atrás: Los rencores son un desperdicio de perfecta felicidad.
6. Deja de esperar: Lo que no inicias hoy, no lo terminarás mañana. El conocimiento y la inteligencia son inútiles sin la acción.
7. Deja las mentiras: Tarde o temprano, la verdad siempre se revela. O eres dueño hasta de tus acciones o tus acciones en última instancia, son dueñas de ti.
8. Deja de tratar de evitar errores: El único error que realmente puede hacerte daño, es elegir no hacer nada simplemente porque estás demasiado asustado de cometer algún error.
9. Deja de decir, “No puedo”: Como Henry Ford dijo, “Si crees que puedes o crees que no puedes, tienes razón.”
10. Deja de intentar ser todo para todos: Hacer a una persona sonreír puede cambiar el mundo. Tal vez no todo el mundo, pero si su mundo. Comienza con algo pequeño. Empieza ahora.

Gentileza Consuelo Orozco.

REFLEXION: El médico máximo


El médico máximo

Lectura: Lucas 19:1-10
La Biblia En Un Año: Lucas 18-21
. . . la mitad de mis bienes daré a los pobres, y si en algo he defraudado a alguno, se lo restituiré cuadruplicado. --Lucas 19:8.

Los médicos pueden curar muchas enfermedades, tanto físicas como mentales. Pero sólo Jesús puede traer la sanidad que hace buena a la gente mala.

Un destacado psiquiatra reconoció sus propias limitaciones en una conversación que sostuvo con el clérigo británico William Barclay. "Todo lo que puede hacer un psiquiatra --dijo el doctor-- es despojar a un hombre hasta que llegas al hombre esencial; y si el hombre esencial es malo, no hay nada que hacer al respecto. Es ahí donde entra usted." Barclay comentó posteriormente: "Creo que él quiso decir que es ahí donde entra Jesús."

MUSICA: Argentina tienes que cambiar - Marcelo Guidi


REFLEXION: No te impacientes ...

No te impacientes ...

No te impacientes de los malignos que serán pronto destruídos, de los injustos con perdición eterna, de los malvados impíos, de los que no obedecen el evangelio de la salvación, de los que practican el pecado sin arrepentirse, de los perseguidores de mis seguidores, de los angustiadores de su prójimo, de los abusadores de niños, de los pervertidores de los jóvenes, de los maltratadores de ancianos, de los violentos familiares, de los que causan divisiones, de los robadores de hogares, de los divisores de matrimonios, de los opresores a los trabajadores, de los que abusan del poder que les fue delegado, de los que maldicen a la viuda y al huérfano, de los que no tienen misericordia del enfermo y del afligido, de los que hacen el mal y no el bien, de los que destruyen mi buena creación, porque serán pronto destruídos, por tanto solo les queda una cosa, que se arrepientan de su pecado, dejen el mal, me acepten, me sigan, y busquen mi voluntad junto a mi Iglesia, así podrán vivir una vida feliz en esta tierra y en el cielo.

Yo, Jesús de Nazareth.

Con temor y reverencia.
Marcelo y Graciela Quiroga.


Musica: Abre las puertas del cielo y haz llover
http://www.youtube.com/watch?v=ZyiRF-xFzf0

BIBLIA: La oveja perdida


LA BIBLIA, NUEVO TESTAMENTO, SAN LUCAS Capítulo 15    

Parábola de la oveja perdida


Se acercaban a Jesús todos los publicanos y pecadores para oírle,

y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: Este a los pecadores recibe, y con ellos come.

Entonces él les refirió esta parábola, diciendo:

BIBLIA: Parábola de la oveja perdida

La Biblia, Nuevo Testamento, San Lucas Capítulo 15


Parábola de la oveja perdida


Se acercaban a Jesús todos los publicanos y pecadores para oírle,
y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: Este a los pecadores recibe, y con ellos come.
Entonces él les refirió esta parábola, diciendo:
¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla?
Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso;
y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido.
Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.
¿O qué mujer que tiene diez dracmas, si pierde una dracma, no enciende la lámpara, y barre la casa, y busca con diligencia hasta encontrarla?
Y cuando la encuentra, reúne a sus amigas y vecinas, diciendo: Gozaos conmigo, porque he encontrado la dracma que había perdido.
Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente.
También dijo: Un hombre tenía dos hijos;
y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes.
No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente.
Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle.
Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos.
Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba.
Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre!
Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti.
Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros.
Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó.
Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo.
Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies.
Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta;
porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.
Y su hijo mayor estaba en el campo; y cuando vino, y llegó cerca de la casa, oyó la música y las danzas;
y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello.
El le dijo: Tu hermano ha venido; y tu padre ha hecho matar el becerro gordo, por haberle recibido bueno y sano.
Entonces se enojó, y no quería entrar. Salió por tanto su padre, y le rogaba que entrase.
Mas él, respondiendo, dijo al padre: He aquí, tantos años te sirvo, no habiéndote desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos.
Pero cuando vino este tu hijo, que ha consumido tus bienes con rameras, has hecho matar para él el becerro gordo.
Él entonces le dijo: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas.
Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado.


NOTA: Está en tus manos

Cuando Jesucristo estaba en la tierra, un joven que creía tener el
talento que los escribas y fariseos carecían, decidió atrapar al Señor exponiéndolo a vergüenza, y pensó para sí mismo:

"Atrapare una pequeña ave que quepa en el hueco de mis manos y me
presentaré a Jesús y le diré: Maestro tu que todo lo sabes dime ¿qué tengo en mis manos?, el me contestará que tengo un pequeño
pajarillo, yo contestare dices bien, ahora dime si esta vivo, o si esta
muerto, si el me contesta que esta vivo solo tengo que hacer un pequeño movimiento en mis manos para torcerle el cuello al ave y presentarla muerta, si por el contrario me dice que esta muerto solo tengo que abrir mis manos para que el pajarillo salga volando, y así de esa manera lo pondré en ridículo y será una vergüenza que vuelva a hablar".

Así a sus pensamientos malvados puso acción y con el pajarillo en sus
manos se presentó al Maestro quien tenía su mirada puesta en el suelo, y le dijo:

- Maestro- tú que todo lo sabes dime: ¿Qué tengo aprisionado entre mis
manos?
- El Señor sin levantar la mirada le contestó: "Tienes un pequeño
pajarillo"
- Dices bien contesto el muchacho, ahora dime: ¿esta vivo? o ¿esta
muerto?

El Señor levantó su mirada y buscó los ojos del atrevido joven y le
contestó:

- "Esa decisión esta en tus manos"

Cuántas decisiones pasan por nuestras manos cada día y nosotros no nos damos cuenta que nuestras acciones de hoy tienen consecuencias eternas, cuántas veces hemos tratado de poner en ridículo las
creencias de otras personas solo para ocultar el hecho de que las
verdades que nos han hablado nos ponen a pensar, tal vez no queremos tomar la decisión de creer, tal vez no queremos cambiar.

Tus decisiones son únicas, nadie puede tomarlas por ti, solo tú eres
responsable de ellas, pero hoy Dios te dice: "Fíate del Señor de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión; teme al Señor, y apártate del mal; porque será medicina a tu cuerpo, y refrigerio para tus huesos". Proverbios 3:5-8

_______________________________________
Mensaje extraído de:
Mensajes de Vida
Iglesia Centro Familiar Cristiano
Asambleas de Dios
Medellín - Colombia

Un Dios que Perdona.


Un Dios que Perdona.

No quisieron oír, ni se acordaron de tus maravillas que habías hecho con ellos… Pero tú eres Dios que perdonas, clemente y piadoso, tardo para la ira, y grande en misericordia. – Nehemías 9:17.

Cierta vez un joven le reprochó a un creyente anciano y experimentado: –¿Por qué considera usted el cristianismo como la verdad absoluta? Creo que a Dios no le importa que los que le honren sean musulmanes, budistas o cristianos.
El cristiano le repuso: –El profeta Miqueas respondió a su pregunta hace unos 3.000 años: “¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad?… echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados” (Miqueas 7:18-19). Sepa, joven, que sólo en la Palabra de Dios se promete el perdón de los pecados. La Biblia dice que Jesucristo nos amó y nos limpió de nuestros pecados con su sangre. Si usted no necesita que sus pecados sean perdonados, entonces hágase musulmán, budista, o cualquier otra cosa. Por otro lado quisiera aconsejarle… El creyente no terminó su frase, porque repentinamente el joven quiso alejarse lo más pronto posible.
Nadie debería actuar así y dejar pasar la oportunidad de tomar la buena decisión. No se escape. Empiece a hablar al Señor Jesús en oración; Él lo escuchará. Tráigale todos sus pecados y confiéseselos. El perdonará su culpa y le otorgará la vida eterna. ¡Cuántas personas pueden decir que han experimentado la misericordia de Dios! “Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones” (Lucas 24:46-47).

http://amen-amen.net/reflexion/un-dios-que-perdona/

CAMBIO


CAMBIO

Lectura: Mateo 3:1-12

Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento.- Mateo 3:2-8

Investigaciones médicas han comprobado que, aunque a las personas a quienes se les han hecho bypass coronarios se les indica que deben modificar su estilo de vida y que, si no lo hacen, pueden morir, aproximadamente el noventa por ciento no cambia. En general, dos años después de la cirugía, los pacientes no han modificado sus hábitos. Parece ser que la mayoría prefiere morir que cambiar.
Así como los médicos predican un mensaje de transformación física para prevenir la muerte, Juan el Bautista vino a comunicar un mensaje espiritual de cambio. «… Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado» (Mateo 3:2). Estaba preparando el camino para la manifestación final del reino de Dios: Jesús, el Mesías.
Arrepentirse significa cambiar la manera de pensar sobre Dios y la actitud hacia Él, lo que, en definitiva, transforma los actos y las decisiones de una persona. Los que se arrepienten y aceptan la provisión de Cristo para el perdón de los pecados por medio de Su muerte se salvarán de la muerte espiritual (Juan 3:16). El arrepentimiento implica confesar el pecado, con una tristeza piadosa, y después abandonarlo. Juan el Bautista llamaba a la gente a dejar una forma de vivir para adoptar otra que honrara a Dios. En la actualidad, el Señor sigue invitándonos a arrepentirnos y, después, responder con «frutos dignos de arrepentimiento» (Mateo 3:8).

ARREPENTIRSE SIGNIFICA ODIAR EL PECADO HASTA EL PUNTO DE ALEJARSE DE ÉL.

Tomado y adaptado de Nuestro Pan Diario, las citas bíblicas se transcriben de la Nueva Versión Internacional.

Pastor Osvaldo Carnival osvaldocarnival@catedraldelafe.org



Si deseas, ofrenda a este ministerio de consejería y evangelístico con tarjeta de crédito:

************** MENSAJES ANTERIORES **************

RECIBE NUESTROS MENSAJES POR EMAIL

RECIBE NUESTROS MENSAJES POR EMAIL
RECIBE NUESTROS MENSAJES POR EMAIL

************** SUSCRIBITE A NUESTROS MENSAJES DE ALIENTO SEMANAL **************

Ingresa tu dirección de email:

Delivered by FeedBurner

************** DEJANOS UN MENSAJE AQUI O POR EMAIL **************

*** ENVIA TU CONSULTA O PEDIDO DE ORACION, GRATUITO DE AYUDA ESPIRITUAL ***

Coméntanos tu situación

Hola Amigo/a!!! Bienvenido/a!!! soy AEG

Hola Amigo/a!!! Bienvenido/a!!! soy AEG
Estos libros te pueden ayudar

.

.
** VIRTUALES, INTERACTIVOS PARA PC, NO IMPRESOS, DESCARGABLES DE INTERNET, COSTO ACCESIBLE ** Se le enviará el enlace para descargar el programa inmediatamente después de recibir el pago.

.

.

** INGRESA CON TU FAMILIA AL REINO DE LOS CIELOS A TRAVES DE ESTA ORACION: **

Haz esta oración y sé salvo y sano espiritualmente:

Repite con nosotros:

Padre y Dios mío, vengo a ti, no puedo más, estoy tan cansado/a, me siento mal, tengo mil problemas, te necesito, ayúdame por favor, creo en tí, aunque no te vea o no te sienta, perdóname por mis pecados, me arrepiento por estar lejos de ti, te pido que me perdones, a través de tu Hijo Jesucristo, lo recibo a él en mi corazón, entra Jesús en mi, tu eres mi salvador, hazme una nueva persona, lléname de tu Espíritu Santo, de tu Palabra, de tu bendición, cámbiame, mejora mi vida, mi familia, mi economía, por favor te lo pido, ten piedad de mi oh Dios, yo te doy gracias, te alabo y te bendigo, y te daré toda la gloria, la honra y la alabanza. Amén.


************** SIGUENOS POR EMAIL **************