El clavo y el martillo


El clavo y el martillo

Todos en este mundo anhelan ser importante alguna vez, aun cuando se trate de pretender ser humilde, forma parte del auto estima y no está mal, el problema es cuando quieres alcanzar la fama cueste lo que cueste para ser importante y cuando no logras ser el número uno te enfadas.

Es que en realidad se tiene un concepto erróneo el ser importante, es que ser importante tiene más que ver con la actitud que con el ser, con el ser útil, ser usado, pero ¿quieres ser usado ?, hay quienes no les gusta ser usado, se sienten mal y no deberían, yo puedo usar un martillo o un clavo por que me es útil, pero muchos son los que quieren ser martillo y no clavo, porque el martillo golpea fuerte, el clavo no golpea, sino que es golpeado, pero puede sujetar grandes cosas, perforar y unirlas.

De algo si estoy realmente más que seguro, es que a nadie le gusta ser llamado inútil, pero aun así no quieren ser usado, es por que creen que el clavo no es importante, que para lo único que sirve es para ser golpeado, pero si deseo perforar una pared para colgar un cuadro necesito un clavo y un martillo, y los dos son iguales en importancia, pues si sólo tuviera un martillo no podría perforar la pared, puesto que arruinaría la pared, y si sólo tuviera el clavo, no podría clavarlo sin el martillo.

Tengo que creer que hay quienes me necesitan, pero además no olvidar que también soy un necesitado, que necesito a los que me rodean y que los que me rodean son importantes y también lo soy yo desde mi lugar, seas clavo o martillo, no pienses que es triste ser usado, más triste es no tener una vida con propósitos, porque “El que no vive para servir, no sirve para vivir”.

Tal ves te sientes un clavo que está golpeado por las circunstancias de la vida, golpeado por tus amigos, por tu familia que te han defraudado y lastimado y eso hizo que ya no confíes en nadie por que te han pagado mal y te hace sentir que no eres importante y que por eso ya no quieras hacer nada por los demás.

Tu eres importante en las manos de Dios tan importante como los clavos y el martillo que crucificaron al hombre más importante del mundo que dio su vida sin mirar a quien o si merecíamos que él diera su vida por nosotros, este Jesús, al que muchos despreciaron, lo dio todo, sano a los enfermos, dio vista a los ciegos, liberó a los oprimidos, aun su cuerpo para ser lacerado, más no abrió su boca ni siquiera para decir que lo han usado como quisieron, más él vino para servir y no ser servido.

Por último quiero decirte no importa que es lo que haces, sino como lo haces, no te canses de dar lo mejor, un Apóstol llamado Pablo entendió bien el concepto de ser importante en la vida, y lo aplico en su servicio al decir lo siguiente, “Y con el mayor placer gastaré lo mío, y aun yo mismo me gastaré del todo por amor de vuestras almas, aunque amándoos más, sea amado menos” ( 2 corintios 12 : 15 La Biblia), entiende que sólo Dios te podrá recompensar todo lo que tu hagas por los demás, solo así serás realmente importante.


Gentileza Omar David Blanco.