DIOS SABE COMO RESOLVER TU PROBLEMA


Dios sabe de que forma va a resolver ese problema que tienes ante ti.
Deja que sea él quien se encargue de solucionartelo a su manera.
Tu, ya hiciste todo lo que estaba bajo tu alcance, pero viste que fue infructífero.
De nada te ha servido afligirte y afanarte, pues a nada llegaste.
Dios te ha llevado a un estado tal, en el que nada puedes hacer.
Te has convencido que todo lo tienes en contra.
No tienes los recursos a tu alcance, y los que tienes no te sirven para nada.

Definitivamente que la solución, no la ves por ningún lado, y lo peor de todo es que el tiempo lo tienes encima.
¿Que va a pasar?
Deja que Dios se encargue.
No te estoy dando una frase trillada, te lo digo con la firme certeza que así será.

Dios SABE como RESOLVERA tu problema.
El sabe lo que va hacer.
Todo lo tiene calculado.
El es experto en abrir caminos en donde no los hay.
El sabe como te librará de la estrechez en la que te encuentras en estos instantes.
Tu unicamente CREELE.
Cree en lo que ya te prometió en días recientes.
Cree en su capacidad sobrenatural.
Cree en su fidelidad.
Cree que va a intervenir de manera oportuna y milagrosa, aunque veas que todo esta perdido.
Cree que Dios te echará una mano.
Cree que te otorgará lo que necesitas.
Cree que nada ni nadie es capaz de estorbar todo cuanto haga a tu favor.
Será él quien dará la orden para que todo salga como él lo ha decidido.
¿Lo crees?

Quiero decirte que tu oración, tu súplica, tu ruego, no ha sido en vano.
Dios te ha escuchado y está decidido proceder a tu favor.
Quiere que te convenzas de su PODER, de su GRACIA y de su MISERICORDIA incondicional para ti.
Que esa convicción te lleve a alabarle con un corazón confiado y agradecido.

ALABALE POR LO QUE EL ES.
No cuestiones como hará las cosas, unicamente alábale.
Con esa actitud estás demostrando que estás descansando en él.

Dios te irá mostrando acciones específicas que has de hacer.
Emprendelas sin temor alguno, en el nombre de Jesús.
Emprendelas, aunque en ocasiones anteriores hayas procedido de la misma manera, pero esta vez si te funcionará porque lo estás haciendo en el Nombre poderoso de Jesús.

Sigue sirviendo a Dios en donde estás ahora.
No te muevas de allí.
Haz lo que tienes que hacer, y ESPERA en el.
Te vas a sorprender.
Ya lo verás.

Autor: Jose Alfredo Lievano.

con paz y misericordia.

Marcelo y Graciela.