***** BENDICE NUESTRO MINISTERIO DE AYUDA ESPIRITUAL GRATUITA EN INTERNET Y TU VIDA SERA BENDECIDA.
Traduce esta página web a tu idioma - Translate this website into your language - Traduire ce site dans votre langue - Tradurre questo sito nella tua lingua - Traduzir este site para o seu idioma - Transferre hoc website in lingua - Vertaal hierdie webwerf in jou taal - Übersetzen Sie diese Website in Ihre Sprache - Tradueix aquesta pàgina a la teva llengua -
English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

NUESTROS SERVICIOS

*** BIENVENIDO/A A LA PAGINA WEB DE AYUDA ESPIRITUAL GRATIS POR INTERNET ***
¿De qué se trata?
Es un servicio de aconsejamiento espiritual. Usted puede contarnos su problema y nosotros le aconsejamos desde una perspectiva humano cristiana para que pueda solucionarlos. Su consulta se trata con absoluta reserva. Cientos de personas en todo el mundo nos han consultado y han agradecido la ayuda suministrada. Nuestra visión es de reino, esto quiere decir que nos gustaría que usted pueda asistir a nuestra iglesia, crecer espiritualmente y recibir grandes bendiciones de Dios, pero también nos alegra que usted pueda ser bendecida y desarrollarse en su vida, en su entorno social, en su ciudad y ser feliz.
Las áreas de consulta son muchísimas, usted puede consultarnos sobre relaciones familiares, sobre su vida existencial, su relación social, su trabajo, la vida espiritual, sobre el futuro del hombre según la Biblia, sobre problemas matrimoniales, vicios, drogadicción, soledad, etc.
Estamos dispuestos a aconsejarle espiritualmente, orar a Dios por su vida junto con otras personas, orientarle y asesorarle cristianamente, enviarle información de aliento para su vida existencial, mantener una amistad verdadera, y acompañarle en los momentos difíciles. Para que de esta manera usted pueda desarrollar todo su potencial a favor suyo y a favor de los demás.

Lics. Marcelo y Graciela Quiroga.

Lics. Marcelo y Graciela Quiroga.
Fundadores de Ayuda Espiritual Gratis en Internet y la Cadena de Oración Evangelista en la red.

SI TE TENDRIAMOS QUE DECIR ALGO COMO CRISTIANOS, TE DIRIAMOS ESTO:

SI TE TENDRIAMOS QUE DECIR ALGO COMO CRISTIANOS, TE DIRIAMOS ESTAS 13 COSAS:

1) Debes arrepentirte de tu pecado adánico y práctico, porque la paga del pecado es la muerte, pero el regalo de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor Nuestro.

2) También debes nacer de nuevo, del agua y del Espíritu de Dios, a través de la fe que te fue dada, si quieres ver y entrar al reino de los cielos.

3) Recibe el perdón de Dios, la justificación, la salvación y la liberación del espíritu de condenación a través del espíritu de vida en Cristo Jesús.

4) Abandona la incredulidad, el ocultismo, y la idolatría en todas sus formas.

5) Acepta a Jesús de Nazareth, que es la propiciación y rescate de Dios para tu vida, en tu corazón y ser, como Hijo de Dios, crucificado y resucitado por el poder de Dios.

6) Renová el espíritu de vuestra mente, amando a tu prójimo como amas a Dios y a ti mismo. Renuncia a la vanidad, al orgullo, al egocentrismo, y a la egolatría.

7) Debes vivir en santidad y paz con todas las personas, pues nadie verá al Señor sin ella.

8) Sigue a Jesús para ser luz de este mundo y sal de la tierra, y no oscuridad y un esclavo del diablo. El seguir a Jesús no es una opción sino una decisión del corazón, para cuidar el camino al árbol de la vida que habita en la ciudad celestial.

9) Conoce y cumple los mandamientos bíblicos y sacramentos cristianos, con el poder de Dios y la fe en el bendito evangelio de nuestro Señor Jesucristo, para asegurar la salvación completa y el cristianismo práctico.

10) Además, debes congregarte y más cuando ves que aquel día del Señor se acerca, para bendición o castigo.

11) Sobre todo, debes perdonar a tus ofensores, y pedir perdón a aquellos que heriste de alguna manera.

12) Aún debes santificarte y perfeccionarte en el Señor, para preparar tu corazón para la vida eterna y la morada celestial cuando Jesucristo venga otra vez.

13) Alcanza sanidad interior y todas las bendiciones del Altísimo Dios, por medio de la consejería y sometimiento eclesial.

Por todo esto, te exhortamos a que tomes decisiones firmes en la búsqueda celestial para tu bien y el de los que te rodean, puesto que Dios tiene un propósito para ti en esta vida y en la venidera.

Dios quiere salvarte, hacerte un discípulo de Jesús, líder espiritual y bendición a los demás, a través de la Iglesia del Señor. Esperando su gloriosa venida, para recompensar a los justos y juzgar a los impíos, Amén.

Te decimos todo esto en el Nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo, Amén. Y declaramos que si obedeces el llamado celestial, tu vida será bendecida grandemente.


.

NUESTRA IGLESIA CATEDRAL DE LA FE
Av. Eva Perón 1040 - Caballito - Cap.Fed. - Bs.As. - Arg.
Reuniones:
Sab 16 hs, 18 hs, 20 hs.
Dom 10 hs, 15,30 hs, 18 hs.

Nos encontrarás los domingos 10 hs.

IGLESIA CATEDRAL DE LA FE Y ANEXOS

IGLESIA CATEDRAL DE LA FE Y ANEXOS
Clickea la foto para el link de direcciones de nuestra Iglesia.

BIBLIA: Acción de gracias en la tribulación


2da de Corintios 1:1-24

Acción de gracias en la tribulación


Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Timoteo, a la iglesia de Dios que está en Corinto, con todos los santos que están en toda Acaya:

Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación,

el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.

Porque de la manera que abundan en nosotros las aflicciones de Cristo, así abunda también por el mismo Cristo nuestra consolación.

Pero si somos atribulados, es para vuestra consolación y salvación; o si somos consolados, es para vuestra consolación y salvación, la cual se opera en el sufrir las mismas aflicciones que nosotros también padecemos.

Y nuestra esperanza respecto de vosotros es firme, pues sabemos que así como sois compañeros en las aflicciones, también lo sois en la consolación.

Porque hermanos, no queremos que ignoréis acerca de nuestra tribulación que nos sobrevino en Asia; pues fuimos abrumados sobremanera más allá de nuestras fuerzas, de tal modo que aun perdimos la esperanza de conservar la vida.

Pero tuvimos en nosotros mismos sentencia de muerte, para que no confiásemos en nosotros mismos, sino en Dios que resucita a los muertos;

el cual nos libró, y nos libra, y en quien esperamos que aún nos librará, de tan gran muerte;

cooperando también vosotros a favor nuestro con la oración, para que por muchas personas sean dadas gracias a favor nuestro por el don concedido a nosotros por medio de muchos.

Porque nuestra gloria es esta: el testimonio de nuestra conciencia, que con sencillez y sinceridad de Dios, no con sabiduría humana, sino con la gracia de Dios, nos hemos conducido en el mundo, y mucho más con vosotros.

Porque no os escribimos otras cosas de las que leéis, o también entendéis; y espero que hasta el fin las entenderéis;

como también en parte habéis entendido que somos vuestra gloria, así como también vosotros la nuestra, para el día del Señor Jesús.

Con esta confianza quise ir primero a vosotros, para que tuvieseis una segunda gracia,

y por vosotros pasar a Macedonia, y desde Macedonia venir otra vez a vosotros, y ser encaminado por vosotros a Judea.

Así que, al proponerme esto, ¿usé quizá de ligereza? ¿O lo que pienso hacer, lo pienso según la carne, para que haya en mí Sí y No?

Mas, como Dios es fiel, nuestra palabra a vosotros no es Sí y No.

Porque el Hijo de Dios, Jesucristo, que entre vosotros ha sido predicado por nosotros, por mí, Silvano y Timoteo, no ha sido Sí y No; mas ha sido Sí en él;

porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios.

Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos ungió, es Dios,

el cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras del Espíritu en nuestros corazones.

Mas yo invoco a Dios por testigo sobre mi alma, que por ser indulgente con vosotros no he pasado todavía a Corinto.

No que nos enseñoreemos de vuestra fe, sino que colaboramos para vuestro gozo; porque por la fe estáis firmes.

No hay comentarios:

************** SIGUENOS POR EMAIL **************

Si te somos de bendición, ofrenda a este ministerio de consejería y evangelístico:

RECIBE NUESTROS MENSAJES POR EMAIL

RECIBE NUESTROS MENSAJES POR EMAIL
RECIBE NUESTROS MENSAJES POR EMAIL

************** MENSAJES ANTERIORES **************

************** SUSCRIBITE A NUESTROS MENSAJES DE ALIENTO SEMANAL **************

Ingresa tu dirección de email:

Delivered by FeedBurner

************** DEJANOS UN MENSAJE AQUI O POR EMAIL **************

*** ENVIA TU CONSULTA O PEDIDO DE ORACION, GRATUITO DE AYUDA ESPIRITUAL ***

Coméntanos tu situación

Hola Amigo/a!!! Bienvenido/a!!! soy AEG

Hola Amigo/a!!! Bienvenido/a!!! soy AEG
Estos libros te pueden ayudar

.

.
** VIRTUALES, INTERACTIVOS PARA PC, NO IMPRESOS, DESCARGABLES DE INTERNET, COSTO ACCESIBLE ** Se le enviará el enlace para descargar el programa inmediatamente después de recibir el pago.

.

.

** INGRESA CON TU FAMILIA AL REINO DE LOS CIELOS A TRAVES DE ESTA ORACION: **

Haz esta oración y sé salvo y sano espiritualmente:

Repite con nosotros:

Padre y Dios mío, vengo a ti, no puedo más, estoy tan cansado/a, me siento mal, tengo mil problemas, te necesito, ayúdame por favor, creo en tí, aunque no te vea o no te sienta, perdóname por mis pecados, me arrepiento por estar lejos de ti, te pido que me perdones, a través de tu Hijo Jesucristo, lo recibo a él en mi corazón, entra Jesús en mi, tu eres mi salvador, hazme una nueva persona, lléname de tu Espíritu Santo, de tu Palabra, de tu bendición, cámbiame, mejora mi vida, mi familia, mi economía, por favor te lo pido, ten piedad de mi oh Dios, yo te doy gracias, te alabo y te bendigo, y te daré toda la gloria, la honra y la alabanza. Amén.


Ayúdanos con tu ofrenda