***** BENDICE NUESTRO MINISTERIO DE AYUDA ESPIRITUAL GRATUITA EN INTERNET Y TU VIDA SERA BENDECIDA.
Traduce esta página web a tu idioma - Translate this website into your language - Traduire ce site dans votre langue - Tradurre questo sito nella tua lingua - Traduzir este site para o seu idioma - Transferre hoc website in lingua - Vertaal hierdie webwerf in jou taal - Übersetzen Sie diese Website in Ihre Sprache - Tradueix aquesta pàgina a la teva llengua -
English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

NUESTROS SERVICIOS

*** BIENVENIDO/A A LA PAGINA WEB DE AYUDA ESPIRITUAL GRATIS POR INTERNET ***
¿De qué se trata?
Es un servicio de aconsejamiento espiritual. Usted puede contarnos su problema y nosotros le aconsejamos desde una perspectiva humano cristiana para que pueda solucionarlos. Su consulta se trata con absoluta reserva. Cientos de personas en todo el mundo nos han consultado y han agradecido la ayuda suministrada. Nuestra visión es de reino, esto quiere decir que nos gustaría que usted pueda asistir a nuestra iglesia, crecer espiritualmente y recibir grandes bendiciones de Dios, pero también nos alegra que usted pueda ser bendecida y desarrollarse en su vida, en su entorno social, en su ciudad y ser feliz.
Las áreas de consulta son muchísimas, usted puede consultarnos sobre relaciones familiares, sobre su vida existencial, su relación social, su trabajo, la vida espiritual, sobre el futuro del hombre según la Biblia, sobre problemas matrimoniales, vicios, drogadicción, soledad, etc.
Estamos dispuestos a aconsejarle espiritualmente, orar a Dios por su vida junto con otras personas, orientarle y asesorarle cristianamente, enviarle información de aliento para su vida existencial, mantener una amistad verdadera, y acompañarle en los momentos difíciles. Para que de esta manera usted pueda desarrollar todo su potencial a favor suyo y a favor de los demás.

Lics. Marcelo y Graciela Quiroga.

Lics. Marcelo y Graciela Quiroga.
Fundadores de Ayuda Espiritual Gratis en Internet y la Cadena de Oración Evangelista en la red.

SI TE TENDRIAMOS QUE DECIR ALGO COMO CRISTIANOS, TE DIRIAMOS ESTO:

SI TE TENDRIAMOS QUE DECIR ALGO COMO CRISTIANOS, TE DIRIAMOS ESTAS 13 COSAS:

1) Debes arrepentirte de tu pecado adánico y práctico, porque la paga del pecado es la muerte, pero el regalo de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor Nuestro.

2) También debes nacer de nuevo, del agua y del Espíritu de Dios, a través de la fe que te fue dada, si quieres ver y entrar al reino de los cielos.

3) Recibe el perdón de Dios, la justificación, la salvación y la liberación del espíritu de condenación a través del espíritu de vida en Cristo Jesús.

4) Abandona la incredulidad, el ocultismo, y la idolatría en todas sus formas.

5) Acepta a Jesús de Nazareth, que es la propiciación y rescate de Dios para tu vida, en tu corazón y ser, como Hijo de Dios, crucificado y resucitado por el poder de Dios.

6) Renová el espíritu de vuestra mente, amando a tu prójimo como amas a Dios y a ti mismo. Renuncia a la vanidad, al orgullo, al egocentrismo, y a la egolatría.

7) Debes vivir en santidad y paz con todas las personas, pues nadie verá al Señor sin ella.

8) Sigue a Jesús para ser luz de este mundo y sal de la tierra, y no oscuridad y un esclavo del diablo. El seguir a Jesús no es una opción sino una decisión del corazón, para cuidar el camino al árbol de la vida que habita en la ciudad celestial.

9) Conoce y cumple los mandamientos bíblicos y sacramentos cristianos, con el poder de Dios y la fe en el bendito evangelio de nuestro Señor Jesucristo, para asegurar la salvación completa y el cristianismo práctico.

10) Además, debes congregarte y más cuando ves que aquel día del Señor se acerca, para bendición o castigo.

11) Sobre todo, debes perdonar a tus ofensores, y pedir perdón a aquellos que heriste de alguna manera.

12) Aún debes santificarte y perfeccionarte en el Señor, para preparar tu corazón para la vida eterna y la morada celestial cuando Jesucristo venga otra vez.

13) Alcanza sanidad interior y todas las bendiciones del Altísimo Dios, por medio de la consejería y sometimiento eclesial.

Por todo esto, te exhortamos a que tomes decisiones firmes en la búsqueda celestial para tu bien y el de los que te rodean, puesto que Dios tiene un propósito para ti en esta vida y en la venidera.

Dios quiere salvarte, hacerte un discípulo de Jesús, líder espiritual y bendición a los demás, a través de la Iglesia del Señor. Esperando su gloriosa venida, para recompensar a los justos y juzgar a los impíos, Amén.

Te decimos todo esto en el Nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo, Amén. Y declaramos que si obedeces el llamado celestial, tu vida será bendecida grandemente.


.

NUESTRA IGLESIA CATEDRAL DE LA FE
Av. Eva Perón 1040 - Caballito - Cap.Fed. - Bs.As. - Arg.
Reuniones:
Sab 16 hs, 18 hs, 20 hs.
Dom 10 hs, 15,30 hs, 18 hs.

Nos encontrarás los domingos 10 hs.

IGLESIA CATEDRAL DE LA FE Y ANEXOS

IGLESIA CATEDRAL DE LA FE Y ANEXOS
Clickea la foto para el link de direcciones de nuestra Iglesia.

SABIA INVERSION


No nos engañemos, nuestro corazón tiene lugar para un solo tesoro, escojamos a Dios y no a las riquezas.

De todos los temas que Cristo tocó durante su ministerio terrenal quizás ninguno ha sido menos comprendido por el hombre moderno que este. Rodeados de lujos y bienes materiales sin número, hemos preferido creer que Jesús era una especie de «santo
patrono» del materialismo. Incluso hemos intentado elevar a virtudes algunas de las más detestables actitudes en el ser humano, tales como la codicia, el egoísmo y el desenfreno.

Las Escrituras, no obstante, advierten que el amor al dinero es la raíz de todos los males y que «los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas que hunden a los hombres en destrucción y perdición» (1 Ti 6.9).



Estas son palabras radicales para un tema que requiere de una postura radical. No es lo que decimos con nuestros labios lo que define nuestra devoción, sino lo que ocupa nuestros pensamientos día y noche. No puede ser «aguado» el mensaje de Jesús, ni adaptado para que mengüe nuestra incomodidad. Sobre todo, no podemos darnos el lujo de creer que este no es un problema que nos afecta a nosotros. La mentira más obstinada y arraigada en la cultura moderna es que el dinero le destruye la vida a los demás, pero jamás lo hará con nosotros.

Jesús comenzó su enseñanza con una recomendación para todos aquellos interesados en hacer una buena inversión: «No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el moho destruyen, y donde ladrones entran y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el moho destruyen, y donde ladrones no entran ni hurtan.» La razón de esta recomendación es sencilla; toda inversión terrenal estará sujeta a las mismas realidades que acompañan el diario vivir del ser humano.

En esta tierra simplemente no existe tal cosa como una inversión «segura». Incontables colapsos económicos, calamidades naturales, golpes de estado, guerras y caídas estrepitosas de los mejores planes económicos testifican de que hasta los más seguros pueden perderlo todo en un abrir y cerrar de ojos.

Cristo aconseja acumular tesoros que están más allá del alcance de un mundo caído, guardados en los lugares celestes. Estas son la clase de inversión que no dejan solamente un retorno favorable para esta vida, sino para toda la eternidad. No se
trata aquí de dinero sino de cosas más preciosas y valiosas que el oro, la plata y las joyas.

La razón principal de esta recomendación, sin embargo, no es lo seguro de la inversión, sino el efecto que tienen los tesoros sobre nuestra vida. Cristo no admitía argumento en este punto; «donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón».

Hemos intentado una y otra vez comprobar que en realidad es posible estar a gusto con Dios y con las riquezas de este mundo, pero la verdad es que nuestro corazón tiene lugar para un solo tesoro. No es lo que decimos con nuestros labios lo que define nuestra devoción, sino lo que ocupa nuestros pensamientos día y noche. ¡Allí donde está nuestro tesoro estará nuestro corazón!

por Christopher Shaw
Texto Biblico: Mateo 6:19-34

1 comentario:

Carlos dijo...

me parece muy buena la observación
Donde guarda uno el corazón, no es si tienes o no riquezas economicas o similar, es a donde te fijas, el mejor tesoro es DIOS
(no se si me explico)
Carlos T

************** SIGUENOS POR EMAIL **************

Si te somos de bendición, ofrenda a este ministerio de consejería y evangelístico:

RECIBE NUESTROS MENSAJES POR EMAIL

RECIBE NUESTROS MENSAJES POR EMAIL
RECIBE NUESTROS MENSAJES POR EMAIL

************** MENSAJES ANTERIORES **************

************** SUSCRIBITE A NUESTROS MENSAJES DE ALIENTO SEMANAL **************

Ingresa tu dirección de email:

Delivered by FeedBurner

************** DEJANOS UN MENSAJE AQUI O POR EMAIL **************

*** ENVIA TU CONSULTA O PEDIDO DE ORACION, GRATUITO DE AYUDA ESPIRITUAL ***

Coméntanos tu situación

Hola Amigo/a!!! Bienvenido/a!!! soy AEG

Hola Amigo/a!!! Bienvenido/a!!! soy AEG
Estos libros te pueden ayudar

.

.
** VIRTUALES, INTERACTIVOS PARA PC, NO IMPRESOS, DESCARGABLES DE INTERNET, COSTO ACCESIBLE ** Se le enviará el enlace para descargar el programa inmediatamente después de recibir el pago.

.

.

** INGRESA CON TU FAMILIA AL REINO DE LOS CIELOS A TRAVES DE ESTA ORACION: **

Haz esta oración y sé salvo y sano espiritualmente:

Repite con nosotros:

Padre y Dios mío, vengo a ti, no puedo más, estoy tan cansado/a, me siento mal, tengo mil problemas, te necesito, ayúdame por favor, creo en tí, aunque no te vea o no te sienta, perdóname por mis pecados, me arrepiento por estar lejos de ti, te pido que me perdones, a través de tu Hijo Jesucristo, lo recibo a él en mi corazón, entra Jesús en mi, tu eres mi salvador, hazme una nueva persona, lléname de tu Espíritu Santo, de tu Palabra, de tu bendición, cámbiame, mejora mi vida, mi familia, mi economía, por favor te lo pido, ten piedad de mi oh Dios, yo te doy gracias, te alabo y te bendigo, y te daré toda la gloria, la honra y la alabanza. Amén.


Ayúdanos con tu ofrenda